Opinión

Nace en México 'crowdfunding'
a factoraje

 
1
 

 

Universo Pyme.

En nuestro país es una innovación, por más que el asunto camine ya con fortaleza en otras naciones del 'primer mundo'.

La primera empresa que se atreve a hacerlo en territorio mexicano es una Pyme que lleva por nombre FINV y es dirigida por su creador, Víctor García-Escartín.

Se trata de una plataforma en el terreno electrónico para que particulares inviertan recursos en un esquema que permite el pago de facturas 'sólidas y de prestigio' a empresas Pyme que no pueden soportar el pago de sus facturas por cubrir a uno, dos, tres o seis meses.

Es impensable que una empresa Pyme soporte un pago 30 días después, para no pensar siquiera en esperar medio año a que ello ocurra. Basta preguntarles a las proveedoras de Pemex sobrevivientes.

Pero en México, lamentablemente, el asunto de pagar en los meses en que a la gran empresa se le pegue su gana se ha puesto de moda. El 'modelito' es muy rentable.

Empresas grandes que pagan a sus proveedores chicos entre tres y hasta seis meses, “y si no quieren que no sean nuestros proveedores, así de sencillo, declaran los ejecutivos de grandes empresas.

Víctor García-Escartín conoció de cerca la alternativa de apoyar a las Mipymes pagándoles sus facturas por cobrar con dinero de inversionistas pequeños.

Estaba en suiza cursando su posgrado. Decidido a aplicarlo en México, desde antes de llegar de su MBA fue capaz de traerlo en mente como su siguiente reto.

Hoy es una realidad. Usted puede invertir desde mil pesos hasta los millones que se le antoje en esta alternativa de inversión y factoraje.

Las empresas medianas, pequeñas y micro, si hubiese, con facturas por cobrar de las compañías a las que proveen y siempre y cuando esas facturas sean reconocidas con una consistencia de pago muy sólida, pueden presentarse a FINV para que del recurso puesto por particulares para ejercer la función de factoraje se les pague esos papeles con tasas que van desde 1.0 hasta 2.0 por ciento anualizado (es decir, si la factura fuera por seis meses el interés máximo a cobrar por la intermediación de factoraje será de uno por ciento)

Los 'otros' factorajes cobran entre 7.0 y 10 por ciento sobre valor de la factura.

Se trata de un factoraje hecho a la medida de las micro y pequeñas empresas, con un costo más que razonable y con el soporte no de instituciones financieras públicas o privadas, sino por particulares que ponen parte de sus capitales en este esquema para llevarse un recurso como utilidad y sin mayor riesgo, tomando en cuenta la seriedad de las facturas que se pagan o cuyos derechos de cobro finalmente se están comprando.

Esta innovación en el mercado financiero mexicano permite que se apoye a una Mipyme con facturas por cobrar y al pequeño inversionista les puede representar retornos por inversión hasta de 16.5 por ciento.

Por una inversión de cinco mil pesos recibiría 800 pesos mensuales en un año, o mil 600 pesos por diez mil pesos u ocho mil pesos por una inversión de 50 mil pesos. Hay alternativas de 'inversión' bancarios que en términos reales ofrecen premios negativos.

El camino es el siguiente: primero se analizan y seleccionan solamente las facturas aprobadas por el área de análisis financiero, crediticio y antifraude. Luego el inversionista genera intereses diariamente al depositarse a la empresa Mipyme un porcentaje de la factura por adelantado. Al término del plazo o al pagar la empresa AAA el valor de la factura depositan al inversionista su capital más los intereses generados.

Supongamos una factura de 750 mil pesos en manos de una empresa Pyme. Supongamos que es de Cementos Mexicanos, lo que garantiza que es una factura AAA. La Pyme presenta el papel que es sometido a análisis y corroboración de autenticidad.

De pasar este análisis se le paga en menos de dos horas a la empresa poseedora de la factura 559 mil 221 pesos y el resto (173 mil 438 pesos) para cuando la AAA pague su adeudo.

El costo de la operación para la empresa Pyme será de 14 mil 63 pesos, lo que significa un descuento de 1.88 por ciento, el más barato en el mercado mexicano.

En paralelo la empresa mantiene compromiso con tres causas: educación, emprendimiento social y grupos vulnerables.

El asunto suena sin duda interesante y por lo pronto primero en su género en territorio nacional. Tendría que ser Pyme.

Twitter: @ETORREBLANCAJ

Correo: direccion@universopyme.com.mx

También te puede interesar:
Guerra entre canales: ANTAD vs. ANAM
Regadera inteligente avisa cuando hay que salir del baño
Innovación mexicana detecta plagas de cultivos