Opinión

Crisis, por factores externos o internos

 
1
 

 

peso mexico

El PIB en México será menor al esperado en 2015, al igual que sucedió en el 2014, el déficit presupuestal y la deuda externa mayores. Los hogares redujeron sus ingresos, la mayoría de las empresas medianas y pequeñas se quejan de menores ventas y de una baja en la actividad económica, el dólar sube y presiona sobre los precios. La mayoría de los analistas habla de una tormenta financiera.

Hay quienes atribuyen la creciente crisis en México, a partir del nuevo gobierno, a factores externos: la expectativa del aumento de tasas en EUA, el fortalecimiento del dólar, la crisis griega, la baja internacional del precio del petróleo y la devaluación del Yuan.

Esos factores influyen, pero no son la causa fundamental de la cada día peor situación de la economía mexicana, sino las decisiones equivocadas de política económica del actual gobierno, por darle preferencia a ganar elecciones más que a prepararse de las presiones externas que se sabía iban a venir.

La primera decisión equivocada fue enfrentar una esperada reducción de los ingresos públicos con un incremento de impuestos en lugar de una reducción de los gastos. Esa decisión se tomó básicamente para ganar el control del Congreso en las elecciones intermedias a mediados del 2015. El partido en el poder necesitaba dinero en las arcas del gobierno federal y en las de los gobiernos estatales priístas, que son la mayoría. Aumentaron los ingresos del gobierno a costa de reducir los de los ciudadanos. El incremento de impuestos, que implica una traslación de recursos del sector productivo a un gasto improductivo, fue el detonante de la crisis mexicana y no factores externos.

Si no se hubieran aumentado impuestos y se hubieran reducido los gastos públicos desde 2014, con presupuesto base cero o sin él, y no esperar al 2016, pasadas las elecciones, otro gallo cantaría en la economía mexicana. Las condiciones fuera del mercado de las licitaciones de Pemex y el atraso para reducir gastos en esa paraestatal, cooperaron a menores ingresos petroleros. Esas situaciones impidieron que México se beneficiara de la recuperación de EUA, su principal socio comercial, y sufriera, como casi todos los países emergentes, los perjuicios del fortalecimiento de los vecinos del norte.

Twitter:@luispazos1

También te puede interesar:

Bachelet ¿desandará lo andado en Chile?

Devaluación, ¿por qué?

Pemex y CFE, vías para saquear a México