Opinión

Crisis en vivienderas, problema acotado


 
Después de la iniciativa de reforma financiera, que ayer comenzó a ser analizada en los foros públicos organizados por la Cámara de Diputados, el tema de vivienda es el que más tiempo ocupa de las autoridades hacendarias.
 
En el sector hay 3 empresas –Homex, Urbi y Geo- que tienen problemas relevantes, pues han caído en incumplimiento de pagos y ahora negocian la reestructura de su deuda con sus acreedores.
 
Esas 3 vivienderas producen 17% de las casas en México y su producción viene a la baja, por lo que no representan a la industria.
 
Aunque las demás empresas están sanas, el gobierno federal está tratando de que los problemas de Homex, Urbi y Geo no permeen a las desarrolladoras que están bien.
 
Con ese fin, está diseñándose una garantía para emisiones bursátiles, que podrán toman las compañías que estén sanas.
 
La caída en los precios de las acciones de las tres vivienderas mencionadas inició en 2011, por lo que se considera secular.
 
Tan sólo en lo que va del año:
  • las acciones de Homex han caído 70%
  • las de Urbi 74% –de hecho, es la emisora más perdedora en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV)-
  • y las de Geo 68%

  •  
     
    Ho habrá rescate
     
    Las autoridades esperan que las empresas con problemas de liquidez reestructuren su deuda, porque no va a haber un rescate financiero.
     
    El gobierno también es su acreedor, y si tiene que incurrir en una pérdida, la va a asumir como el resto de los tenedores de deuda en el mercado.
     
    Las vivienderas crearon la expectativa de que el gobierno iba a comprarles su reserva territorial, lo que en los hechos equivale a un rescate, que no se va a conceder.
     
    El gobierno del presidente Enrique Peña concentró la política nacional de vivienda en la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, a cargo de Jorge Carlos Ramírez.
     
    Ésta privilegiará los desarrollos sustentables y la dignificación de las viviendas, a partir de su verticalidad.
     
    En este mes se presentarán las reglas de operación de la política de vivienda, en cuya implementación habrá perdedores y ganadores.
     
     
    Consolidación hipotecaria
     
    Santander México mantiene un buen ritmo de crecimiento orgánico en el mercado hipotecario, en el que, al primer trimestre del año, reportó un incremento en su cartera de 13% nominal respecto del mismo periodo de 2012.
     
    Con ello, superó al mercado, que creció 9%; además, representó 21% de la cartera en ese periodo, lo cual quiere decir que originó 1 de cada 5 créditos hipotecarios.
     
    La participación de mercado de Santander se elevó de menos de 10% a más de 11% cuando incluyó la cartera de GE Capital en el país, que compró en diciembre de 2010 e integró a su portafolios a partir de mayo de 2011.
     
    Al incluir la cartera de GE, Santander pasó del quinto al segundo lugar por tamaño de porfafolios. El primer lugar lo mantiene BBVA Bancomer con Hipotecaria Nacional.
     
    El anuncio del viernes pasado sobre la compra de ING Hipotecaria, la Sofom más importante de este ramo, consolidará a Santander como el segundo proveedor de hipotecas en México.
     
    De acuerdo con información enviada a la BMV, Santander pagará 643 millones de pesos –unos 50 millones de dólares- por ING Hipotecaria.
     
    La operación corrobora que Santander mantiene una apuesta abierta en el crecimiento inorgánico, en la medida que el mercado lo permita.
     
     
    “Guerra de tasas”
     
    La confirmación de que hay una “guerra de precios” en el mercado hipotecario la dio HSBC, que amplió al 9 de agosto su oferta de una tasa de interés fija hasta por 20 años de 8.70%.
     
    Inicialmente, su promoción para adquirir una vivienda o mejorar las condiciones del crédito que se tenga con otras instituciones financieras, estaba disponible a partir del 9 de abril y hasta el 7 de junio.
     
    A finales de mayo, Scotiabank anunció una reducción en su tasa de interés para créditos hipotecarios, a 8.75%, que estará vigente hasta el próximo 30 de septiembre.
     
    Luego, a principios de junio, Banamex lanzó al mercado un nuevo producto hipotecario con una tasa de interés de 8.65% anual fija.
     
    Es clara y abierta la competencia entre bancos que ofrecen “la tasa más baja del mercado” en la contratación de hipotecas.
     
     
    Twitter: @VictorPiz