Opinión

Crédito a Pymes, insuficiente y caro, pero avanza: Banxico

 
1
 

 

Agustín Carstens, gobernador del Banco de México (Banxico) [Cuartoscuro/Archivo]

Esta es la segunda columna que surge de un estudio serio, extenso y muy revelador realizado por el Banco de México y que fue liberado la semana anterior a instituciones bancarias comerciales en México.

No tiene desperdicio la información que ahí se puede encontrar y que este columnista comparte a partir de lo que el criterio periodístico le señala como relevante. Si suma la columna anterior y la presente el total de información revisada y seleccionada para este espacio surge de un porcentaje no mayor a 30 del total disponible.

Lo destacado ahora es señalar que, según el Banco de México en este estudio “Reporte sobre las condiciones de competencia en el otorgamiento de crédito a Pymes”, para micro y pequeña empresas el crédito es escaso, caro,  pero con ritmos de crecimiento diferenciado pues avanza más para los segmentos medianos, luego para los grandes y al último para los micro y pequeños.

Mientras que el número de micro y pequeña empresas que acceden a crédito formal en el sistema bancario mexicano crece a ritmos de 4.59 por ciento anual en el período 2009-2014, para el caso de las medianas empresas subió a 15 por ciento y para las grandes 9.40 por ciento.

En cuanto al monto, de un total de derrama crediticia en bancos comerciales a las empresas por 834 mil millones de pesos al cierre de 2014, lo que corresponde a 40 por ciento del crédito acreditado al sector privado no financiero en ese año.

“A pesar de que la mayoría de las empresas acreditadas son Pymes, estas apenas absorbieron 22 por ciento del saldo de crédito bancario dirigido a empresas. En contraste, las empresas grandes recibieron el 78 por ciento restante del saldo aunque el número de empresas grandes con crédito bancario creció a una tasa de 9.4 por ciento contra 4.8 por ciento de Pymes,  el saldo de crédito que reciben estas últimas se elevó a una tasa promedio anual de 12.58 por ciento, más de tres veces la correspondiente a las grandes empresas”.

Al interior de las Pymes se observa que el saldo de crédito dirigido a empresas medianas es el que ha registrado la tasa de crecimiento más elevada. Las medianas tienen una tasa de 14.44 por ciento, las micro y pequeña de 11.74 por cienbto y las grandes 3.67 por ciento. Todo ello como tasa promedio en el período 2009-2014.

Del crédito bancario total en diciembre de 2009, el crédito a Pymes representó 5.0 por ciento y subió en 2014 hasta 6.5 por ciento, mientras que dentro del rubro de crédito a empresas las Pymes representaron en 2009 15.8 por ciento contra 22 por ciento en 2014.

No obstante las Pymes, y particularmente las micro y pequeña, tienen que pagar en promedio tres puntos porcentuales más que las grandes empresas.

Al cierre del año anterior 314 mil empresas mexicanas sostenían al menos un crédito bancario. El 96 por ciento eran empresas Pyme y 4.0 por ciento grandes. Las medianas en esta condición fueron ocho mil 161 y las grandes 12 mil 723 casos.

Seguiremos apuntando datos de este estudio que a todas luces marca las prioridades en materia de otorgamiento de crédito. Lo interesante del caso y en lo que tienen que trabajar seriamente la banca comercial es en esa concepción que tienen las Pymes en el sentido de que un crédito bancario más que representar un punto de apoyo es un obstáculo.

Algo en lo que tiene que trabajar decididamente la banca comercial establecida en México.

Correo: dirección@universopyme.com.mx

Twitter: @ETORREBLANCAJ

También te puede interesar:
Pymes y financiamiento, según Banxico
¿Quién debe ser el padre de la cultura emprendedora?
Emprendedora consigue jamón de pescado