Opinión

Crecimiento pobre,
y la necesidad
de nuevos pactos

La economía mexicana avanzó 1.7 por ciento anual el pasado mes de febrero, según el reporte de Inegi presentado el viernes. La tasa más elevada desde el pasado mes de julio. Por sectores, las actividades primarias aumentaron 11.8 por ciento, las terciarias 1.9 por ciento y las secundarias crecieron en 0.7 por ciento.

Este crecimiento se ubica ligeramente por debajo de nuestra proyección que estimaba un crecimiento del 2 por ciento anual. La diferencia se atribuye principalmente a que la producción industrial creció ligeramente menos que nuestra estimación que era de 1.2 por ciento anual.

Para marzo nuestra estimación preliminar es que pudiera observarse un crecimiento ligeramente mayor al que se reportó en febrero. Según nuestro Indicador Actinver de la Economía Mexicana, el IGAE de marzo podría ubicarse en una cifra de alrededor del 2 por ciento. Tuvimos en marzo un muy buen desempeño de la producción automotriz, que creció al 16 por ciento anual. Otras industrias manufactureras deben haber tenido también un buen desempeño en marzo, dado que la industria estadounidense estuvo creciendo a una tasa del 3.8 por ciento anual, mientras que las ventas de las cadenas comerciales afiliadas a la ANTAD bajo tiendas comparables presentaron una caída del 8 por ciento en términos reales.

De cumplirse este pronóstico, el crecimiento del PIB en el primer trimestre sería de alrededor de 1.4 a 1.5 por ciento real anual.

Este lunes conoceremos las cifras de la balanza comercial de marzo, las cuales nos permitirán precisar con mayor confianza nuestras estimaciones del crecimiento de marzo, las cuales las publicaremos el próximo 30 de abril.

En cuanto a los siguientes meses, podemos adelantarle que muy probablemente las cifras de abril reflejen un menor crecimiento por dos efectos: el mercado interno muestra una importante debilidad, lo que se conjugará con el efecto estacional de la Semana Santa.

Afortunadamente las cifras oportunas que ya conocemos de Estados Unidos para el mes de abril; como los indicadores de la FED de Nueva York, de Filadelfia y de Chicago, nos muestran en su conjunto una buena actividad. La confianza del consumidor en EU se reportó en abril en su mayor nivel en 9 meses.

Por otro lado los indicadores de inflación de México se están reportando por debajo de lo esperado por el mercado, en donde observamos una contracción del 0.19 por ciento en la primera quincena de abril; reflejándose la debilidad del mercado interno, y la reducción estacional en las tarifas eléctricas en algunas ciudades fronterizas. La inflación anualizada bajó de 3.76 por ciento a 3.53 por ciento anual, pero la inflación subyacente aumentó 0.26 por ciento disparando la cifra anual del 2.89 por ciento al 3.17 por ciento anual.

Esta semana conoceremos las iniciativas de las leyes secundarias en materia de energía, que serán procesadas en un periodo extraordinario por el Congreso el próximo mes. Si el mercado las percibe como acertadas, con posibilidades de éxito, veremos una reacción muy positiva. Pero si los agentes económicos las aprecian como burocráticas, riesgosas o mal hechas, vamos a tener una reacción muy negativa por parte de los inversionistas.

Hoy en día el mayor riesgo de México, además de los problemas crecientes de inseguridad, se está dando en el campo de batalla de la implementación de las reformas, y en el lado fiscal, poco amigable para la inversión; al final de cuentas todo recae en el ámbito político.

Quizás requerimos de un Nuevo Pacto por México entre los actores políticos y las grandes empresas para la implementación de las reformas, junto a un nuevo pacto entre el Gobierno, los trabajadores y las empresas para apuntalar las medidas que permitan acelerar la productividad y el crecimiento interno, más allá de las reformas estructurales, que darán sus efectos en el mediano y largo plazo. Las elecciones intermedias están a la vuelta de la esquina, y ya sabemos que las batallas electorales suelen paralizar la legislación.

* Director de Estrategia de Actinver

Correo: eofarril@actinver.com.mx