Opinión

Crecimiento, 2/3 menor al de 2012


 
Los datos de crecimiento del PIB durante el tercer trimestre corroboran que la economía mexicana nunca ha estado en recesión en este año, como sí lo están algunos de sus sectores y subsectores.
 
 
Claramente la industria está en recesión y, dentro de ese sector, la construcción y la minería también lo están, pues ligan tres trimestres o más en contracción.
 
 
Y también perfilan que en 2013 se registrará un crecimiento moderado, hasta dos terceras partes menor al del año anterior.
 
 
México libra la recesión
 
 
A finales de septiembre, el presidente del INEGI, Eduardo Sojo, dijo que no había elementos claros y suficientes para sostener que la actividad económica en México estaba en recesión.
 
 
Pero advirtió que  “el reloj de los ciclos económicos” la pone “en la rayita, al borde” de caer en esa fase, y que eso podría ocurrir si las actuales tendencias en el país y el mercado externo no cambian en lo que resta del año.
 
 
La semana pasada, Sojo declaró a El Universal que la economía no está en recesión. “Para que sea una recesión tiene que haber un caída significativa en la actividad económica, lo cual no está sucediendo”.
 
 
Además, durante el periodo julio-septiembre la economía evitó dos trimestres con variaciones negativas, lo que habría significado una recesión.
 
 
PIB acelera su marcha
 
 
En efecto, después de una caída en el segundo trimestre, el PIB presentó una evolución más favorable en los tres meses posteriores e incluso aceleró su marcha.
 
 
Así, en el tercer trimestre se registró un crecimiento de la economía, en cifras ajustadas por estacionalidad, de 0.8 por ciento respecto de los tres meses anteriores.
 
 
El dato se compara favorablemente con las variaciones de 0.2 y -0.6 por ciento observadas en los dos trimestres previos.
 
 
Datos superan previsiones
 
 
Con datos sin desestacionalizar, se registró un crecimiento anual del PIB de 1.3 por ciento en el tercer trimestre, después de uno de 1.6 por ciento en el segundo.
 
 
Sin embargo, fue superior al avance previsto por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), de 1 por ciento, y por el Banco de México, de 1.2 por ciento.
 
 
Ese dato ya incluye la estimación del efecto de las tormentas Ingrid y Manuel sobre la actividad económica regional.
 
 
Contrastes sectoriales
 
 
La producción de las actividades primarias creció a una tasa anual de 1 por ciento.
 
 
La industria disminuyó a un ritmo anual de 0.6 por ciento y ligó tres trimestres en contracción.
 
 
A su interior, destacó el desplome en la construcción de 6.9 por ciento, su caída más acentuada de las cuatro que lleva al hilo, así como la baja en la minería de 1.8 por ciento, con lo que suma tres trimestres en retroceso.
 
 
El sector de la construcción profundizó su tendencia negativa en el periodo julio-septiembre, en particular en el rubro de vivienda.
 
 
Por el contrario, el PIB manufacturero aceleró su ritmo de crecimiento respecto de lo observado en el trimestre anterior, de 1.9 a 2.9 por ciento.
 
 
Cabe recordar que el desabasto de gas natural había afectado de manera importante, en el segundo trimestre, a la producción de la actividad manufacturera.
 
 
El comercio y los servicios tuvieron una expansión anual de 2.3 por ciento.
 
 
Ese sector no sólo mostró una evolución positiva, sino que contribuyó en gran medida a la incipiente recuperación de la economía mexicana.
 
Desaceleración toca fondo
 
 
Tras la publicación de los resultados del PIB durante el tercer trimestre, que no fueron tan malos como se esperaba, la SHCP revisó su pronóstico de crecimiento económico para 2013 de 1.7 a 1.3 por ciento.
 
 
Fue la cuarta revisión, en los últimos siete meses, al pronóstico de crecimiento de la economía, que originalmente era de 3.5 por ciento.
 
 
Así, la expansión del PIB será dos terceras partes menor a la de 2012, cuando fue de 3.9 por ciento.
 
 
La mala noticia para el presidente Enrique Peña es que en su primer año de gobierno la economía mexicana registrará su menor crecimiento desde 2009.
 
 
La buena es que la desaceleración económica parece haber tocado fondo.
 
 
Twitter: @VictorPiz