Opinión

Cortocircuito amaga al Pacto por México


 
¿A poco el Pacto por México se romperá no por lo más delgado sino por un cablecito de televisión?
 
Y no es para menos la pregunta pues hasta ayer en la Cámara de Diputados, en donde se discute la reforma a la ley de telecomunicaciones, las acusaciones entre panistas y perredistas en contra del PRI iban creciendo.
 
Como sabe, la oposición acusó al PRI de querer modificar el documento -que pasó sin cambio alguno en la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales- para evitar que, como precisa el texto, la señal de las televisoras abiertas (Televisa y TV Azteca) sean transmitidas gratuitamente por las cableras.
 
No es un asunto menor no sólo por el monto de recursos que se generan por el cobro de los derechos de transmisión de los canales de tv abierta, sino porque en buena medida el espíritu de la reforma radica en esa propuesta que fue aprobada por los partidos que firmaron el famoso Pacto por México.
 
Hoy se espera que se retome al discusión en la tribuna y que eventualmente se vote, si es que hubo algún acuerdo entre los coordinadores parlamentarios.
 
O sea, que ya se verá la habilidad de Manlio Fabio Beltrones para la negociación.
 
Que, dicho sea de paso, no está nada fácil.
 
PAN: sí, pero no
 
Será hasta el 8 de abril cuando el Comité Nacional del PAN determine qué va a pasar con la Asamblea Extraordinaria mocha y la modificación de sus estatutos, también mochos -de incompletos, no de religiosos-.
 
Luego de una reunión del CEN, encabezada por Gustavo Madero, se determinó que la Secretaría General del partido y la Dirección Jurídica del mismo analicen "los alcances jurídicos de las votaciones tomadas desde el inicio de la 17 Asamblea".
 
Esto porque, aun cuando Madero dijo que el CEN "asume y felicita los cambios aprobados en los general y en lo particular", jurídicamente todo el proceso se encuentra en el limbo.
 
¿Qué puede pasar? Que se presente un nuevo proyecto de estatutos -con las reformas incluidas-, que se convoque a la Asamblea otra vez para retomar la discusión en donde se quedó o comenzar desde cero.
 
Eso lo decidirán la Secretaría General y la Dirección Jurídica del PAN.
 
Lo que decidan causará molestias a varios de los ayatolas albiazules.
 
El oscurantismo
 
Pues eso de la transparencia como que no les gusta mucho a los asambleístas del PRD, que mayoritearon a PRI y PAN para evitar que se aprobara un punto de acuerdo a fin de auditar las finanzas de ese elefante blanco llamado Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM).
 
El pretexto fue que el documento estaba 'mal redactado', y por ello nomás no prosperó la intención de clarificar en qué diablos se invierte el amplio presupuesto que se le da a esa institución.
 
Eso sí, el presidente de la ALDF, Manuel Granados, ya tomó partido en la disputa por la rectoría de la UACM sin el parecer de los demás grupos parlamentarios.
 
Total, para eso es la mayoría.
 
Nota tempranera
 
Aunque es temprano, muy temprano para evaluar la actuación del jefe de Gobierno del DF, Miguel Ángel Mancera, la empresa Parametría realizó una encuesta sobre la imagen que tienen los capitalinos de su jefe político.
 
De acuerdo con el sondeo, 8 de cada 10 capitalinos aprueba la forma en que el jefe de Gobierno ha llevado su gestión en los primeros 100 días de administración.
 
Una buena nota, sin duda, pero tempranera.