Opinión

Corrupción en Morena

  
1
    

   

Morena

El tufillo de sospechosismo sobre actos permanentes de corrupción entre la mayoría de los líderes de Morena salpican siempre a su líder, Andrés Manuel López Obrador, y la ruta de los dineros en efectivo tiene un destino perfectamente definido.

Una candidata que hoy aspira a ser gobernadora en el Estado de México, Delfina Gómez, hacía su cochinito, no extorsionando solamente a proveedores de Texcoco cuando ella fue alcalde, sino a los propios trabajadores a los que arbitrariamente les quitaba el diezmo de sus salarios. Ese dinero recaudado se canalizó hacia las arcas en donde se mueven las posiciones políticas que otorga Morena.

Si algo dejan en claro los videos que en estos días se han hecho públicos, y que muestran actos de corrupción en el entorno de las campañas políticas de Morena, es que los dirigentes de este partido “no tienen llenadera”, empezando por su líder nacional, Andrés Manuel López Obrador, quien a sus seguidores ha vendido la idea de la honestidad valiente en todas las conductas públicas, pero por todos lados ya le contestan en sus mismas palabras al grito de: ¡tome su honestidad!

“Las evidencias lo demuestran, en consecuencia lo de la honestidad valiente acaba siendo un mito, y éstos son inventados por los mitómanos”, señala el coordinador parlamentario de la bancada del PRI en la Cámara de Diputados, César Camacho Quiroz. Agrega que los hechos “robustecen las versiones de que Andrés Manuel y Morena han financiado su movimiento político de manera ilegal, en todos estos años”.

Efectivamente, los videos que exhiben a Eva Cadena, excandidata a la alcaldía de Las Choapas, Veracruz, recibiendo fuertes cantidades de dinero en efectivo, una de las entregas en moneda nacional y al parecer la otra en dólares, son evidencia inequívoca de que detrás de los más de quince años en permanente campaña de AMLO, hay dinero mal habido y el manejo, por ende, es nada transparente.

A manera de justificación, los involucrados defienden su error señalando que les pusieron una trampa, un 'cuatro', y vuelven a su desgastado argumento de que detrás de estos ilícitos está la mafia del poder. Hasta se dan el lujo de señalar nombres, pero sin prueba alguna, y en tanto que sobre los bochornosos casos que sugieren corrupción las evasivas son la constante ante la opinión pública.

Lo que se ve en los videos es la prueba que de alguna manera responde a los cuestionamientos hechos durante años al líder vitalicio de esa falsa izquierda política que hoy se denomina Morena. ¿De qué vive y de dónde provienen los recursos que dan vida a su movimiento? Y también de alguna manera dan la razón a lo reportado por AMLO en su declaración patrimonial, conocida como 3de3, donde señala intrínsecamente que no tiene manejo de sus recursos en el sistema bancario y, por ende, no paga impuestos. Está claro: detrás de AMLO y Morena el dinero en efectivo es lo que manda.

Lo expresado por Camacho Quiroz no es nuevo. Digamos que es el sentir de muchos que con extrañeza ven cómo un actor de la política desconoce una y otra vez a las instituciones, que violenta las normas y que utiliza la mentira como modo de vida. Por lo demás, nos preguntamos cuántos videos más hay que esperar para que las autoridades, llámense INE, Fepade, TEPJF, PGR y la SHCP tomen cartas en el asunto, porque aunque se de presunción de un delito, éstos deben ser investigados a fondo y hasta sus últimas consecuencias, caiga quien caiga.

O acaso la voz de la autoridad electoral, como es el caso del INE, sólo la escucharemos cuando de defender recursos para la construcción de oficinas administrativas se trate. Ese es el meollo en estos penosos temas que hablan de un capítulo más de corrupción.

También te puede interesar:
Inminente desafuero de Tarek
Ineptitud de Eruviel Ávila
Marina amplía facultades de vigilancia