Opinión

Corren las apuestas en la Corte

Son discretos, sin muchos aspavientos, pero también tienen su corazoncito. Por eso en los tribunales federales ya corren las apuestas a favor de los prospectos más fuertes para el relevo del actual presidente de la Corte, Juan Silva Meza.

Aunque dicen que los once ministros que integran el máximo órgano de gobierno del Poder Judicial Federal tienen el perfil, los méritos y las credenciales para asumir esa investidura, comienzan a sonar fuerte nombres como el de Jorge Mario Pardo Rebolledo, quien además de sus capacidades es hombre cercano a círculos presidenciales.

Tampoco descartan la posibilidad de que por primera vez en la historia sea una mujer la que asuma las riendas del Poder Judicial y por eso los momios apuntan hacia Margarita Luna Ramos, por cierto hermana del actual presidente del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, Alejandro Luna Ramos, parentesco que en este caso no le ayuda mucho.

Y verá usted que aunque el relevo es hasta la última parte del año, el asunto va a empezar a dirimirse desde ya.

Batearon a Madero

Gustavo Madero llegó al Senado con sus fieles escuderos Santiago Creel, Juan Molinar Horcasitas y Ricardo Anaya para tratar de meter al redil a los senadores que tienden a moverse como líberos.

Madero se encontró con un PAN duro de roer en el Senado. A pesar de que Madero les bajó la luna y las estrellas, y aseguró que no habría bateo libre, pues resultó exactamente lo contrario, lo batearon.

El mundo al revés

Jesús Zambrano se puso severo y exigió que los legisladores presuntamente vinculados con el sector telecomunicaciones, la llamada “telebancada”, se excusaran de participar en las leyes secundarias de telecom. El caso es que no los han pescado en llamadas telefónicas preparando negocios para cuando dejen de ser legisladores, como su diputada por Iztapalapa, que vive en su residencia de Lomas de Vista Hermosa.