Opinión

Convirtiendo a México
en una Plataforma

1
 

 

puerto

Una agenda logística moderna considera el desarrollo de la infraestructura de comunicaciones y transportes con un enfoque de apoyo a la competitividad nacional. El eficiente diseño de esta infraestructura detona actividades económicas que permiten a los productores lograr costos más competitivos y brindar certeza para que sus mercancías lleguen con prontitud y oportunidad a sus destinos. Con ello se logra que el país alcance mayores niveles de productividad y competitividad.

La logística, además de reducir costos de transporte, aumentar la velocidad y mejorar la seguridad vial, convierte al país en un sitio más atractivo para establecer centros de producción estratégicos. Lo que se busca es desarrollar nuevos nodos productivos a lo largo del territorio nacional, así como multiplicar y mejorar corredores para conectarlos de forma eficiente.

México tiene condiciones inmejorables para el comercio. Su situación geográfica, los tratados comerciales, su creciente especialización en mano de obra y su bono demográfico lo convierten en un territorio atractivo para que empresas inviertan en el país. Dos ejemplos exitosos son el caso de Corea del Sur y Singapur que han logrado convertir su estrategia logística en el motor de su economía y los han convertido en centros logísticos de primera línea.

Este gobierno y de manera especial la Secretaría de Comunicaciones y Transportes están trabajando para que los proyectos de infraestructura se diseñen estratégicamente a partir de una función multimodal, en la que los distintos sistemas de transporte se complementen y se encuentren entrelazados. Se trata de dotar a la infraestructura existente de un mejor diseño y mayor capacidad para que los procesos logísticos se fortalezcan.

El Programa Nacional de Infraestructura 2012-2018 fue diseñado por la SCT con esa visión de largo alcance, y gracias a él se han logrado sentar las bases para fortalecer las cadenas de suministro, fomentar la multimodalidad y llevar el desarrollo logístico a su máximo potencial como lo ha delineado desde el inicio de la presente administración el presidente Enrique Peña Nieto.

En infraestructura carretera, además de planear, construir y mantener en condiciones óptimas autopistas, carreteras y caminos rurales, estamos consolidando los principales ejes troncales de alta especificación. El 80 por ciento de la producción nacional circula por estas vías, por lo que es indispensable mejorar sustancialmente la conectividad interna y fronteriza, así como acercar los servicios y mercados a comunidades alejadas.

En trenes de carga, aseguramos la inversión de los concesionarios e invertimos en libramientos y cruces urbanos para tener ferrocarriles más rápidos, seguros, con mayor capacidad y con tarifas competitivas. De esta forma facilitamos el movimiento de mercancía y proporcionamos seguridad para que el transporte circule por medios confiables.

En puertos, duplicaremos la capacidad instalada del país. El 80 por ciento del comercio mundial se mueve por vía marítima, por lo que para competir con puertos extranjeros estamos desarrollando dos sistemas portuarios complementarios, uno en el Golfo y otro en el Pacífico, que nos permitirán disminuir su saturación y nos convertirán en ágiles puertas de entrada y salida de México.

En aeropuertos, estamos mejorando la conectividad aérea para tener mejores servicios, más frecuencias y costos competitivos. De igual modo, con la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México solucionaremos la saturación del espacio aéreo de la región centro del país y nos convertiremos en un hub comercial de pasajeros y carga para Latinoamérica.

En telecomunicaciones, gracias a la reforma impulsada por el presidente Enrique Peña Nieto, estamos generando más competencia que nos permita tener mayor cobertura, elevar la calidad en el servicio, y contar con precios más accesibles que estimulen la producción y faciliten los encadenamientos productivos.

Mediante acciones precisas, lograremos la creación de una infraestructura y plataforma logística más segura y menos costosa, que haga accesibles a los inversionistas internacionales y nacionales la fuerza laboral joven y calificada, de manera que se instalen en el país más empresas que generan alto valor a las diferentes actividades productivas. En el Gobierno de la República creemos en que la logística y el transporte multimodal impulsan el crecimiento económico y, junto con el empleo, mejoran la calidad de vida de los mexicanos y posicionan a México a nivel internacional.

*Secretario de Comunicaciones y Transportes

También te puede interesar:
El sistema satelital mexicano “Mexsat”
Conectividad, el camino a la sociedad del conocimiento
La reforma de telecomunicaciones impulsa el crecimiento y el bienestar