Opinión

Convierte tus fallas
en fortalezas

 
Envíale tu pregunta a Richard Branson
1
 

 

fortalezas dragón

Pregunta. Como líder de una compañía tan grande, ¿cuáles piensa que son sus mayores fortalezas y debilidades en estos días?

Haermana Sivamohan.

Respuesta. Como emprendedor, no puedes ocultar tus debilidades, no importa cuán grande o pequeño sea tu negocio. Son obvias para tus colegas y empleados y, ya que la estructura y la cultura de tu empresa las reflejarán, es probable que tus competidores y clientes también las conozcan. Esas debilidades pueden volverse aún más evidentes y, en algunos casos, debilitantes si tratas de fingir que no existen.

En el transcurso de mi carrera he aprendido que es vital identificar tus debilidades y aceptarlas. Una vez que están a la vista, se les puede manejar y seguir adelante, o incluso convertirlas en fortalezas.

A lo largo de mi vida siempre he sido muy abierto sobre mi dislexia. Como he escrito en el pasado, cuando era niño muy pocas personas comprendían que esto era una discapacidad. Mis maestros pensaban que yo era flojo y no muy inteligente, principalmente porque me aburría fácilmente en clase y a veces pasaba dificultades para seguir las lecciones escritas, y pasaba el tiempo soñando en todas las cosas que haría cuando saliera de la escuela.

La clave para convertir una desventaja en ventaja es reconocer las oportunidades que tienes ante ti, aun cuando otros sólo vean desafíos

La clave para convertir una desventaja en ventaja es reconocer las oportunidades que tienes ante ti, aun cuando otros sólo vean desafíos.

Debes tener el valor de confiar en tus instintos y estar dispuesto a hacer preguntas que otras personas no harán. Y debes aprovechar las oportunidades que otras personas podrían dejar pasar.

Aprendí esto yo mismo como emprendedor, cuando convertí mi dislexia en mi ventaja. En vez de pasar apuros siguiendo textos escritos, pedí a nuestro equipo que resumiera nuestras presentaciones más recientes para nuestros clientes en pocas palabras. Esto provocó que me enfocara en la sencillez; si nuestra oferta no podía ser resumida clara y sencillamente, no podíamos esperan que nuestros clientes la aceptaran. Eventualmente, esto se convirtió en una de las herramientas más poderosas en mi saco de trucos empresariales, y fundamental para el éxito de Virgin.

Como también notaron mis maestros, soy insaciablemente curioso e inquieto; eso quizá hizo que fuera difícil de manejar siendo niño, pero definitivamente lo considero una fortaleza ahora. Se relaciona con mi disposición a decir “sí”, a lo cual muchos han llamado una debilidad; y dirían que es una con la que he pasado dificultades por algún tiempo. Yo veo estos aspectos de mi personalidad como ventajas.

No me malinterpretes, no soy un hombre que siempre diga sí, sino un optimista, ya que aprendí pronto en mi carrera que la oportunidad favorece a los audaces. Me gusta probar suerte con todo, y la experiencia me ha demostrado que si una oportunidad asombrosa se cruza en tu camino, y no estás totalmente seguro de cómo puedas beneficiarte de ella, aun así deberías decir sí, y luego descubrir el resto después.

Aunque mi filosofía de “al diablo, ¡hagámoslo!” no siempre ha conducido a enormes triunfos (hemos experimentados algunos fracasos épicos también), he aprendido mucho de las vueltas y curvas que hemos encontrado a lo largo del camino. Esto empuja a nuestra compañía fuera de sus zonas de confort y nos estimula a lograr cosas sorprendentes. Y si algo no funciona… bueno, todos, especialmente los emprendedores, deberían recibir el fracaso con los brazos abiertos.

En estos días, mi mayor fortaleza es mi capacidad para divertirme y, de nuevo, esto pudiera ser percibido por algunos emprendedores como una debilidad. Generalmente se espera que los líderes de negocios aparezcan en la oficina de traje y corbata, listos para ejercer autoridad con una mirada severa. Pero siempre he opinado que deberíamos hacer lo que amamos, y amar lo que hacemos. Y después de más de 40 años en los negocios sigo amando lo que hago, y sigo divirtiéndome.

Haermana, todos tenemos debilidades, ¡y estoy seguro de que mis amigos, familiares y colegas pudieran destacar algunas áreas en las cuales no siempre he dado la talla! Pero cada desafío en nuestras vidas existe por una razón: para que podamos descubrir cómo convertirlo en una fortaleza.

Twitter: @richardbranson

También te puede interesar:
No permitas que el temor te paralice
La presión es un privilegio
Quien tira primero, no siempre tira dos veces