Opinión

Contaminación por las refinerías

 
1
 

 

crudo petróleo refinería (Bloomberg/Archivo)

Millones de mexicanos se exponen al riesgo de contraer cáncer por respirar todos los días una severa contaminación tóxica, al vivir en el área de influencia de una refinería de petróleo.

Una refinería de petróleo es una instalación contaminante que manufactura productos derivados de un combustible fósil: el petróleo crudo. De él se extraen gasolinas, gas, diesel, asfalto, aceites lubricantes y otros productos residuales por destilación simple.

El peligro latente de la contaminación del aire por las emisiones peligrosas de las refinerías de petróleo es causado por dos problemas:

1) El atraso tecnológico de plantas muy antiguas cuyos equipos y procesos no se han modernizado y no han sido sustituidos por plantas con tecnología más limpia. Al país le faltan al menos cinco refinerías modernas.

2) Ubicación de las refinerías en centros de población numerosa expuesta a los aires tóxicos por las emanaciones peligrosas. Un ejemplo es la refinería de Tula de la cual el viento envía sus peligrosos desechos tóxicos al Distrito Federal.

La EPA (Environmental Protection Agency) de Estados Unidos propone que por principio las refinerías de petróleo deben monitorear sus emisiones de benceno, que es cancerígeno. Las emisiones contaminantes de las refinerías no se propagan únicamente por las emanaciones de sus grandes chimeneas.

La gran mayoría del aire contaminado de las refinerías se presenta a través de otras fuentes de emisión: aguas residuales, escapes inintencionados y sin control, quema de gas en la atmósfera, etc. Las refinerías de petróleo queman como desperdicio el exceso de gas no aprovechado generando una grave emisión de materiales tóxicos contaminantes a cientos de kilómetros.

El combustible sólido, ligero y poroso que resulta de calcinar ciertas clases de carbón mineral, material que forma parte del proceso de refinación se utiliza para quemar produciendo grandes cantidades de tóxicos contaminantes del aire.

Se puede asegurar que la ubicación de las refinerías de petróleo en México, en medio de núcleos densos de población, ya adquirieron un alto grado de peligrosidad.

También te puede interesar

Agua contaminada en escuelas

Calidad del aire y rendimiento escolar

Luciérnagas y contaminación