Opinión

Contaminación del aire y riesgo de demencia

 
1
 

 

China contaminación

El Alzheimer es una enfermedad progresiva del cerebro en la que eventualmente el paciente sufre de falta de habilidad para recordar, comunicar y vivir en forma independiente. El Alzheimer es una enfermedad que generalmente no puede prevenirse, curarse e inclusive eludirse o evitarse.

Una investigación reciente hecha en Estados Unidos intenta cambiar esta situación generando una comprensión mayor de las causas ambientales en la sucesión de fases detrás de ese padecimiento. (The Conversation).

Nuevos descubrimientos se dirigen hacia la conclusión de que la contaminación externa del aire, en la forma de “muy pequeñas y diminutas partículas” originadas en la industria, subestaciones y automóviles se escurren y se filtran dentro de nuestros pulmones y sangre y podrían duplicar el riesgo de demencia. (“La demencia es el deterioro de las facultades intelectuales tales como la memoria, la concentración y el juicio debido a una enfermedad o un desorden en el cerebro acompañado a menudo por disturbios emocionales y cambios de la personalidad”). American Heritage Medical Dictionary.

La contaminación del aire por 'partículas muy finas' en el ambiente pueden ser responsables de uno de cada cinco casos de demencia.

Esto asocia la contaminación del aire con la demencia. También nos presenta la primera evidencia científica del riesgo de que un gen del Alzheimer, el APOE4, interactúe con las partículas acelerando la decadencia del cerebro. (El APOE4 es un gen que forma moléculas llamadas lipoproteínas responsables de la acumulación de colesterol).

The University of Southern California ha establecido que la contaminación del aire (como la contaminación de la Ciudad de México), aumenta el riesgo de padecer un ataque al corazón.

“La exposición a fine particulates matter conocida como PM2.5, porque miden menos de 2.5 micrómetros de diámetro, impactan el deterioro del cerebro”. (Air Poll Brain Group).

“Otros factores que pueden aumentar el riesgo de demencia son el tabaco, la masa corporal (obesidad), la falta de ejercicio y otros riesgos clínicos como la diabetes y las enfermedades del corazón.

“Resulta claro que existe una conexión entre la contaminación del aire por 'partículas muy finas' y la demencia. Clean Air Act y Environment Protection Agency (EPA).

Fuente: The Conversation, 27/02/2017.

También te puede interesar:
Corrupción, generadora de trastornos mentales
Contaminación del aire y nacimientos prematuros
Tráfico, calamidad diaria en la Ciudad de México