Opinión

Construye un 'plan B' para tus finanzas

 
1
 

 

Finanzas personales. (Creando Riqueza)

El entorno económico es tan incierto que los mismos expertos dudan del futuro cercano; existe una enorme especulación sobre las medidas que instrumentará Trump y su efecto en México. Lo anterior ha provocado miedo por el riesgo que representa en la administración personal.

Más allá de ser optimistas o pesimistas, es conveniente construir planes de contingencia vinculados con las principales preocupaciones.

La recomendación básica en el cuidado del patrimonio es que antes de tomar la decisión final, vislumbres un panorama derivado de la pregunta “¿qué podría salir mal?”. 

Este ejercicio es tan importante como la resolución en sí misma y habrá que dedicar tiempo a contestarlo, porque es equivalente a ese letrero que vemos en los edificios: “rómpase en caso de emergencia”, indicando el lugar donde se encuentran las herramientas para enfrentar alguna catástrofe.

Lejos de la paranoia, conduce a una tremenda tranquilidad contar con alternativas si algo sucediera fuera de lo previsto.

Es similar a la llanta de repuesto del auto: no te percatas que la llevas en la cajuela y lo agradeces al momento de poncharse una, siempre y cuando hayas verificado la presión del aire. Es decir, debemos dar seguimiento a nuestro esquema de contingencia y revisar su vigencia por si fuera necesario.

La invitación es a tener cursos de acción llamados 'planes B'. Saber hipotéticamente qué haríamos ante un infortunio. De hecho, el análisis puede impedir la resolución, porque al darse cuenta del riesgo y sus consecuencias se prefiere evitarlo.

Hay quienes tienen de manera natural una predisposición hacia la precaución y visualizan siempre el peligro, al grado que llegan a paralizarse, mientras otros en el extremo opuesto son aventureros y disfrutan encontrarse al borde del abismo; en este último escenario se sitúan muchos emprendedores e inversionistas que pierden fortunas y en ocasiones ganan en forma inconmensurable.

¿Tienes estrategias de contingencia? ¿Qué pasaría si te despiden, te enfermas o aumenta significativamente tu deuda por las tasas de interés? ¿Crees que saldrá dañado tu negocio por la incertidumbre económica?

Pongamos manos a la obra.

En términos de las finanzas personales es mejor situarse en un punto intermedio y diversificar el riesgo, así como tener 'planes B', para determinar qué hacer en caso de emergencia. Sobre todo, porque debemos considerar también la afectación a quienes dependen de nosotros.

Twitter: @finanzasparami

También te puede interesar:
¿Cómo enfrento el riesgo en mis finanzas?
Las apuestas en mis finanzas
En mis finanzas, miedo sin pánico