Opinión

Consejos para beber cognac


1


Coñac

Es imposible pensar en una comida sin el vino como acompañante, pero una gran obra igual que un memorable banquete debe concluir con un digno final, y qué mejor colofón para un festín que el destilado por excelencia: El cognac.

Como el vino, existen mitos en torno a este destilado. Uno de ellos va en función de las copas. Muchos restaurantes en México cuando sirven cognac utilizan copas que parecen copón de iglesia, éstas no son recomendables ya que por su forma destacan mucho los alcoholes más que otros aromas obtenidos durante su añejamiento. En el mercado podemos encontrar copas especiales para destilados, pero en caso de que no las tengan pueden utilizar las copas para jerez o incluso las copas de tequila -no caballitos-, de RIEDEL, que serán mucho mejores que esas grandes copas, ya que por su forma cuando entra esta bebida en contacto con la lengua no se percibe directamente sino que se esparce armónicamente por toda la cavidad bucal, teniendo en consecuencia una sensación más placentera que si se tomara en una copa gigantesca.

También se acostumbra calentar el cognac con la mano, sin embargo como consecuencia de este calentamiento el alcohol predominará opacando todos lo demás aromas y al beberlo tan caliente, sentiremos una sensación de causticidad que lejos de causarnos placer es como si una antorcha nos quemara la garganta. Como el vino, el cognac también tiene su temperatura de servicio y para poder disfrutar toda la gama de aromas y sabores que contiene, se recomienda además de beberlo en una copa adecuada, servirlo a una temperatura entre 12° y 14°, será más agradable.

Como destilado, el contenido alcohólico mínimo por ley es de 40%, por lo tanto no es recomendable acompañarlo con alimentos porque su potencia opacará las sutilezas de la comida. Consecuentemente el cognac está destinado a ser el corolario de una buena comida. Además de sus beneficios en la salud, limpiará el paladar de tal forma que nos ayudará a mejorar la digestión.

El cognac puede acompañar perfectamente una de las grandes aportaciones de Mesoamérica a la repostería mundial: el chocolate en cualquiera de sus manifestaciones: Fondue, bombones, pasteles entre otras delicias elaboradas con el fruto del árbol de cacao. ¿Qué les parecería un apetitoso fondant de chocolate acompañado de una copita de cognac?, les aseguro que los hará reflexionar en lo maravillosa que es la vida y hará de ese momento un recuerdo inolvidable. Por su tiempo de añejamiento es costoso, pero su inversión merece la pena. Hoy esta coñaquera columna les recomienda REMY MARTIN XO, de mis favoritos. Sublime, potente y muy elegante como final para la cena de Navidad. Créanme que no les quedará mal. Atrévanse a probar esta bebida y dejen que el rey de los destilados les muestre sus mejores atributos en estas fiestas de fin de año. ¡Salud!

Twitter: @Rene_Renteria

Facebook: Facebook.com/RRWCT

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:
Preparándose para diciembre
El encanto del vino espumoso
¿Cómo comprar un vino?