Opinión

Consejeros del INE dan
impunidad a Ebrard

1
     

       

Maercelo Ebrard. (Ilustración)

La incongruencia de la mayoría de los consejeros del INE es como para ponerse a temblar por el destino de la próxima elección federal: le permitieron a Marcelo Ebrard violar la ley para tener fuero a partir de septiembre.

Da la impresión de que hay un INE débil, que se quiere legitimar a través de congraciarse con un sector pendenciero de la izquierda.
La independencia se muestra mediante la aplicación pareja de la ley, y no es el caso de los consejeros del INE.

Ser “buena onda” con sus más pugnaces detractores no les va a redituar nada, sólo va a incentivar el maltrato a las instituciones y la violación de la ley. Ya les tomaron la medida a los consejeros Córdova, San Martín, Murayama, Sánchez y Nacif: quieren quedar bien con la izquierda radical.

Autorizaron que Ebrard fuera candidato a diputado suplente, luego de que el Tribunal Electoral del Poder Judicial le negara la candidatura plurinominal, porque pretendió la postulación del PRD y de MC de manera simultánea, y eso es ilegal.

Más aún, el Tribunal le había negado la candidatura para ocupar cualquier cargo federal de elección popular durante el presente proceso electoral.

O sea, según los consejeros, Ebrard no puede ser candidato a diputado, pero sí puede ser candidato suplente.

Eso se llama miedo a poner el pecho a las críticas y a frenar a un inhabilitado por el Tribunal, que sólo busca entrar a San Lázaro y obtener el fuero.

Además de la actuación vergonzosa del INE, está la falta de decoro del propio Ebrard y de René Cervera.

Así como la izquierda metió escondido en la cajuela de un coche al prófugo Julio César Godoy Toscano para blindarlo con fuero, ahora el partido de Dante Delgado va a meter a Ebrard, mediante el procedimiento “Juanita”, al mundo seguro de los inalcanzables por la mano de la justicia.

Ebrard, exjefe de Gobierno, no se postuló para ganar una diputación de mayoría. No lo hizo porque si se lanzaba la pierde, y él lo que busca es fuero.

No quiere responder por el atraco de la Línea 12 del Metro, en la que estuvo mal el diseño, la obra, los rieles, los trenes y las estaciones.
Los ciudadanos de la capital deben pagar 20 mil millones de pesos por trenes que no sirven, y se pagaron 26 mil millones por una obra civil que tampoco sirve.

El responsable final de ese quebranto, Marcelo Ebrard, hace malabares para refugiarse en el fuero parlamentario, ayudado por consejeros del INE que quieren quedar bien con la izquierda y sus fans en los medios de comunicación.

Son implacables con las fallas de otros, pero ante las que cometen los suyos hay manga ancha e impunidad.

Twitter: @PabloHiriart

También te puede interesar:
A Morena, castigarlo como al Verde, ¿por qué no?
'El Bronco', un AMLO con piel de cabrito
Mancera volverá a ganar el DF