Opinión

Consejeros de Pemex y CFE, en riesgo de perder su independencia

    
1
 

 

Pemex y CFE (Especial)

En el mes de la Independencia me vino a la mente una anécdota: en 2009, una vez instalados en sus oficinas en el piso 43 en la Torre de Pemex, los nuevos y flamantes Consejeros Profesionales Independientes de la petrolera citaron a una conferencia de prensa algo apresurada y para la cual se habían brincado todos los protocolos de la entonces paraestatal, incluso, la oficina de Comunicación Social no tenía conocimiento de lo que pasaba y llegaron cuando ya había comenzado.

Fue un signo claro de cómo se estarían conduciendo los consejeros independientes, que hasta el momento era uno de los pocos aciertos de la mini reforma energética de 2008.

Pensé que tener ojos diferentes en el Consejo de Administración, ajenos al trasiego diario de Pemex, le vendría bien. Pensé que la toma de decisiones consensuada iba a tener un impacto, aún no determinado en ese momento, en el rumbo de la misma. El hecho de que los consejeros tuvieran la libertad de tomar una llamada a la prensa, opinar y dar información sin necesidad de entablar una comunicación burocrática y oficial, tendría un cambio. Eran un contrapeso.

En la Reforma Energética de 2013 se contemplaron algunos cambios para esta figura, sin embargo, la esencia es la misma, los consejeros independientes tienen la finalidad de influir (de esa manera) en el rumbo de Pemex y CFE, sin embargo, hoy están en riesgo.

En la Cámara de Diputados hay dos iniciativas para que a estos consejeros independientes se les aplique la Ley General de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos, y con ello, convertirlos en eso, en trabajadores del gobierno, siendo que tanto la Ley de Pemex, como la de la CFE, afirman que estos personajes no pueden ser tratados así.

Una fue entregada por la Presidencia de la República y la otra hecha por la Comisión de Energía de la misma Cámara.

Por un lado, los legisladores afirman que lo único que persiguen es transparentar el actuar de los consejeros independientes, vaya, que rindan cuentas, pues obtienen un pago con recursos públicos. Se las compro. Sin embargo, algunos de los consejeros independientes leen la propuesta como una invitación clara y precisa para que salgan de Pemex y CFE, pues como servidores públicos tendrían que hacer declaración patrimonial, ser supervisados por la Secretaría de la Función Pública, es decir, su jefe sería el Presidente de la República.

¿Se imagina usted a personajes como Blanca Treviño, presidenta de Softteck y a Enrique de Jesús Zambrano, dueño de Grupo Proeza (ambos consejeros independientes de CFE) entregando cuentas al Presidente de México? ¿Declarando a la Función Pública cuánto tienen, en dónde y hasta con quién están casados? Ah, y además actualizarlo cada año.

Mayor transparencia refleja crecimiento como país, siempre, pero pueden aplicarse otros cambios, por ejemplo, también existen los cargos honorarios, por el mero gusto de ayudar a México.

No dejes de escribirme, este es tu espacio.

Twitter: @Atzayaelh
Correo: atorresh@elfinanciero.com.mx

También te puede interesar:
El recorte energético que no pasó por el Congreso
Pemex y el Ferrari que no se puede manejar