Opinión

Conocí a Andrés Granier


 
 
Fue un encuentro cordial con él y su familia en la Quinta Grijalva. Acababa de llegar a la gubernatura con un gran apoyo popular. Hoy, los Granier son juzgados y condenados como corruptos por esa misma gente que los apoyó.
Una enorme barda rodea toda una manzana del exclusivo fraccionamiento Residencial Las Hadas, en Villahermosa. Resguarda cuatro casas que, aseguran, construyó el priísta Andrés Granier a todo lujo para él y sus tres hijos. La casa principal cuenta con sistemas inteligentes, enormes espacios, albercas, cava, gimnasio, exuberantes jardines y muchas comodidades más.
Le atribuyen también propiedades en Barcelona de Indias, uno de los más caros y modernos desarrollos inmobiliarios de lujo en Colombia. Se anuncia como “un espectacular conjunto de amplias casas con un estilo contemporáneo que se integran perfectamente a la naturaleza con sus caminos peatonales, lagos, parques y más de 30,000 árboles”, en la costa caribeña y cuyos precios rodean el millón de dólares.
A eso se suman otras lujosas propiedades de los Granier en Miami, Quintana Roo, Tabasco, Yucatán y D.F.
Fabián Granier, el hijo mayor, es personaje clave del escándalo. Exfuncionarios, empresarios e inversionistas afirman que no había negocio, permiso, licencia, inversión, obra o proyecto que no llevara su “ok”. Fabián mismo, aseguran, tasaba la cuota que había que pagar y que le dio ingresos por decenas de millones de pesos al mes.
Fabián Granier tenía también su propio proyecto político. Él puso a todos los directores administrativos de las secretarías del gobierno. Manejó la estructura electoral de PRI -los delegados municipales fueron nombrados por él-, y colocó a sus amigos e incondicionales como candidatos a diputados locales. Todos perdieron.
Hoy, los sabuesos de la PGR y la procuraduría tabasqueña trabajan en las pistas para llamar a cuentas a Amílcar Salas, compadre de Andrés Granier y el “poder tras el trono” durante su sexenio. Fue subsecretario de Desarrollo Económico durante unos meses y pronto se dio cuenta que le convenía más trabajar “desde afuera”. Ya sin cargo, manejó todo el dinero del gobierno. Salas era quien mandaba en la secretaría de finanzas y en tiempo de elecciones mantuvo amenazados y atados de manos a los candidatos priístas. Él pagaba encuestas, propaganda, mítines. Todo.
Otro nombre que suena es el de Francisco “Pancho” Contreras, dueño de una constructora, yerno de Andrés Granier, esposo de Mariana. El gobierno de Arturo Núñez intenta probar que durante la administración priísta cobró por obras que nadie encuentra.
El reto para el perredista Núñez es probar los delitos y encarcelar a quienes violaron la ley. Hoy, los tabasqueños quieren justicia, sí, pero también empleos, obras, mejores servicios de salud y mayor seguridad. La paciencia se agota.
Dos millones y 20 kilos
No están desaparecidos, sino escondidos los 12 muchachos que fueron vistos por última vez el pasado 26 de mayo en el Bar 'Heaven' de la Zona Rosa.
Eso afirman fuentes anónimas de la PGJDF, luego del cese del titular del Centro de Atención a Personas Desaparecidas y Ausentes por este mismo caso.
Todo comienza con el robo de 2 millones de dólares y 20 kilos de cocaína base al Cártel de los Carrillo Fuentes. Fueron los mismos hombres de los Carrillo Fuentes quienes investigaron y descubrieron que en Tepito circulaban tanto la droga como el dinero. La gente de Jorge Ortiz Reyes, 'El Tanque', estaba haciendo negocio con algo que no les pertenecía. De ahí surgió la serie de ejecuciones en los días posteriores.
Hoy, el procurador Rodolfo Ríos Garza dará a conocer más detalles. Hay indicios de su paradero, pero de entregarlos a sus familias, no podrán garantizar su seguridad.
Y el gobierno del D.F. insiste en que los cárteles del narco no operan en la capital del país.
 
Hasta el viernes.
 
cachoperiodista@gmail.com