Opinión

¿Conoce el FODA de sus finanzas personales?... Averígüelo

Desde una perspectiva de negocios es usual preocuparse sobre la posición competitiva de la compañía, porque de ahí se deriva su viabilidad futura. Pues bien, con las mismas herramientas conceptuales es posible darnos una idea de qué tan bien andan nuestras finanzas.

Un punto de referencia obligado es el análisis FODA, en donde se delimitan las Fuerzas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas como un punto de partida para llevar a cabo un esfuerzo de planeación estratégica y de ahí partir a tomar las mejores decisiones. Incluso, dibuje una matriz de cuatro cuadrantes y escriba su valuación.

Hay una serie de variables personales que son susceptibles de ser revisadas bajo esta óptica que arrojarían mucha información, veamos algunas de ellas.

1.- Ingresos: Regularmente se piensa en la administración familiar en términos de gastos, pero un punto de partida obligado son las remuneraciones. En este sentido habría que preguntarse qué tanta vulnerabilidad o fortaleza tiene, en términos de niveles, estabilidad laboral o, por el contrario, la cercanía de una promoción.

2.- Gastos: ¿Es ahorrador por naturaleza o, por el contrario, derrocha el dinero?, también analice si por las circunstancias familiares tiene por el momento un monto elevado de erogaciones que se conviertan en una amenaza futura.

3.- Endeudamiento: ¿Cuál es su valuación en términos de créditos?, si está con una carga financiera ya muy pesada puede ser una fuerte debilidad o incluso estar a punto de la insolvencia. Por el contrario, una posibilidad es que esté libre de apalancamiento y eso lo lleve a identificar una oportunidad para avanzar en alguna área como cambiar de casa o auto.

4.- Ahorro: Un cuestionamiento sería determinar si tiene solventado su futuro y si lo que usted separa del gasto es suficiente para hacer frente a los compromisos por venir. La valoración a través del FODA le permitiría ponderar ese esfuerzo.

De esta manera, pueden analizarse una infinidad de variables como sería, por ejemplo, la inversión, el nivel de cobertura de seguros, el retiro para la vejez, la infraestructura familiar, entre otras muchas.

Si se percata, es una forma de reflexionar sobre cómo está su vida financiera y de un solo vistazo, darse cuenta de las áreas que debe arreglar en los cuadrantes de las debilidades o amenazas; mientras que si tiene detectadas sus fortalezas y oportunidades, fincar en ellas el crecimiento futuro del patrimonio.

Twitter: @finanzasparami