Opinión

Cónclave de gobernadores del PRD

   
1
   

   

Pablo Gómez

Sigue el juego de las fuerzas. Todos blofean para no mostrar sus verdaderas cartas, hay angustia en algunos y tensión en otros. Lo que está en juego, afirman, es cómo se encara la elección del Estado de México, que es el preámbulo para 2018, pero también el futuro de cada corriente.

Hasta el cierre de esta columna había una reunión en la que participaban los gobernadores perredistas Graco Ramírez, de Morelos; Arturo Núñez, de Tabasco, y Silvano Aureoles, de Michoacán, con la corriente de Nueva Izquierda. Sólo faltaba el jefe de Gobierno de la Ciudad de México.

Hoy temprano hay un preconsejo en la búsqueda de acuerdos, pero por un lado negocian y públicamente muestran su fuerza. Después de que el jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera diera su apoyo a Alejandra Barrales, ayer al mediodía la secretaria general Beatriz Mojica dio conferencia de prensa, acompañada de ocho integrantes del CEN, en la que dejó muy claro su deseo de ser presidenta del PRD.

Una hora más tarde el coordinador de los senadores perredistas, Miguel Barbosa, propuso a Pablo Gómez como sustituto de Agustín Basave, porque se requiere un inconfundible rostro de izquierda que no sucumba a la lógica de las corrientes.

Es así que hacia la reunión del Consejo Nacional siguen los mismos nombres y la liga continúa haciéndose más delgada. Alejandra Barrales sigue como favorita, pero hasta ahora nadie ha logrado las dos terceras partes que les exige el estatuto para nombrar al interino del interino.

Y existe la posibilidad de que el PRD tenga como sus dos principales cuadros a dos mujeres, Alejandra Barrales y Beatriz Mojica, finalmente el estatuto no exige la paridad de género.

Y Pablo Gómez, quien para muchos es el único que tendrá la fuerza para enfrentar a Andrés Manuel López Obrador, se mantiene en la batalla y ya dejó claro que por lo pronto no se baja.

El bloque opositor a Los Chuchos parece romperse con la declaración de Barbosa, de apoyar a Pablo Gómez, pero no hay que olvidar que este es un momento en el que se maneja el arte del engaño, en el que los involucrados sólo a ratos muestran sus verdaderas intenciones y lo demás es un juego de espejos.

Pero todavía existe la opción de que el próximo sábado no se logre el acuerdo, y se decida que Beatriz Mojica tome las funciones de la presidencia del partido, lo cual les daría más tiempo para negociar.

Y esto podrá significar que entraran nuevos jugadores en la contienda, y ante la posibilidad ya se manejan nuevos nombres como Ángel Ávila, y Camerino Márquez.

Todo el mundo sabe que de cualquier forma la verdadera decisión se tomará entre las siete de la noche y la madrugada del próximo sábado, así sea que no haya definición y se quede unos días más Beatriz Mojica. Agustín Basave ya tiene hechas las maletas.

ZACATECAS, DONDE MÁS CRECIÓ LA DEUDA
Una de las razones que se han esgrimido para entender la alternancia es la situación de crisis económica en que dejaron los gobernadores a sus entidades.

Pero siempre existe el hecho que se convierte en la excepción que comprueba la norma, y en este caso fue Zacatecas, donde se mantuvo el PRI como gobierno, a pesar de que en el sexenio pasado la entidad se endeudó en mil 83 por ciento, al pasar de 431.9 millones a cinco mil 112.

Los demás estados donde hubo alternancia también crecieron su deuda, es el caso de Chihuahua con 236.1 por ciento; Oaxaca 176.4 por ciento; Quintana Roo 124.6 por ciento; Veracruz 112.9 por ciento y Durango 103 por ciento.

Twitter: @ginamorettc

También te puede interesar:
Barrales se apuntala
A mayor hartazgo por gobiernos, más votos
Nueve aspirantes priistas