Opinión

Concanaco: El engrudo, hecho bolas por la disidencia

 
1
 

 

Enrique Solana, Concanaco. (Cuartoscuro/Archivo)

La presidencia de la Concanaco respondió a la columna de Universo Pyme del pasado viernes en la que se hizo referencia a las complicaciones en el proceso de sucesión de Enrique Solana, asegurando, en síntesis, que si no se ha convocado a elecciones es fundamentalmente porque la disidencia impulsa estrategias legales que frenan la emisión de la convocatoria.

Es decir, existe el engrudo 'hecho bolas', pero ellos no son los padres de ese resultado.

En opinión de la presidencia cúpula del sector comercio en el país, Juan Carlos Pérez Góngora, no ha satisfecho la presentación de las cartas de apoyo que estatutariamente se exigen para ser registrado como aspirante a la presidencia del organismo y ante ello ha desarrollado estrategias legales para retrasar el proceso al menos en cuatro ocasiones. Potencialmente este martes tendrá nueva oportunidad de presentar inconformidades.

El juzgado 10 de Distrito en materia Administrativa de la CDMX ha determinado que "no se elija a un nuevo presidente del organismo hasta que no se resuelva el fondo del juicio de amparo" que JCPG promovió. En esas andan en tales formas que se señala que Pérez Góngora es, según la presidencia del organismo cúpula del sector comercio en el país, quien es juez y parte, quejoso y causante de lo mismo de lo que se queja.

Asegura la dirigencia de la Concanaco que la Secretaría de Economía se ha comprometido a no intervenir en respeto a la independencia de la autonomía del organismo representante de los comerciantes organizados, sobre todo cuando internamente hay herramientas para dirimir casos como el que hoy se presenta.

"Nosotros hemos corroborado la reticencia de la autoridad para intervenir en respeto de la vida interna del organismo", pero sostienen que si las cosas siguen cursos abigarrados tendrán que meterse aunque lo hagan "discretamente" y sin mostrar la mano rectora de la Secretaría de Economía.

Ciertas las razones de una y otra parte, lo [que está] claro y ninguno de los quejosos puede negar es que quien se llevará la peor de las partes es la Concanaco. Quienes comulgan con la versión de la presidencia actual sostienen que la disidencia ha ventilado el asunto artificialmente, raspando el prestigio y el nombre de la cúpula comercial del país.

Quienes están del lado del aspirante 'no oficial' a la presidencia de la Confederación creen que las complicaciones son una prueba de la falta de la democracia existente en el organismo y de las prácticas que en algunas pequeñas Canaco  se ejercen.

Desde Huauchinango, Puebla,  el empresario 'A' se comunica con nosotros asegurando que en esa plaza desde hace varios años los procesos electorales internos se desarrollan con serias irregularidades y acusaciones de corrupción como ahora sucede en la cúpula de su organismo. En los casos que nos expone, incluso por sobresanciones aplicadas por la SE, han dominado las prácticas poco claras que lesionan los intereses de pequeñas empresas comerciales.

Nadie puede aspirar a que de este proceso controvertido Concanaco pueda salir fortalecida. Sólo mediante un ejercicio ejemplarmente democrático podrán comenzar a sanar esas heridas, que hoy están expuestas ante la opinión pública y sobre todo ante la vista de los comerciantes del país.

¿Con qué fortaleza iniciará la Concanaco 2018, si no resuelve de manera ejemplar este tropiezo del que seguramente saldrá adelante?

Opine usted: etj@uptv.mx

Twitter: @ETORREBLANCAJ 

También te puede interesar:
La bola del engrudo en la Concanaco
Pymes para un campo sin agua
Emprender en prisión