Opinión

Compromiso con la estabilidad y el desarrollo de Guerrero

    Héctor Astudillo Flores 
1
     

   

Héctor Astudillo

Al decretarse el alza en el precio de las gasolinas a partir del primero de enero, recorrió por el país una oleada de protestas contra una medida que ni aplaudimos ni festejamos. Entendemos las razones: el aumento en el precio del petróleo, la dramática depreciación del peso frente al dólar y la insostenible situación de las finanzas públicas, que ponían en riesgo los programas sociales y los servicios públicos en perjuicio de la mayoría de los mexicanos.

Frente a un panorama que nos avizoraba un impacto en el gasto corriente de los estados y municipios, pues en nuestros presupuestos no habíamos contemplado que el incremento en los precios de los combustibles fuera tan alto, y por las penurias económicas que atravesarían las familias por el golpe inflacionario, sostuvimos que nuestro deber ético y moral debía ser: poner el ejemplo.

No se puede pedir sacrificios a un pueblo si no estamos dispuestos a plantear los sacrificios que debemos hacer nosotros y poner un ejemplo claro de austeridad, honestidad y ahorro. La austeridad entendida como asumir una conducta republicana, honesta y transparente, lejos de los privilegios y en el que hagamos más con menos, sin sacrificar recursos a la seguridad, al combate a la pobreza o a la promoción turística.

Por esta razón, desde hace quince días nos dedicamos a construir una propuesta consensada con los grupos sociales y económicos de la entidad; platicamos con empresarios, campesinos, transportistas, tortilleros, restauranteros, entre otros, y, como resultado de un amplio diálogo, se presentaron, el pasado domingo, 20 compromisos por la estabilidad y el desarrollo del estado de Guerrero.

Me comprometí a reducir a reducir mi salario y compensación en un 30%, el salario de los mandos superiores disminuye un 20% y un 10% el de los mandos medios del gobierno central y paraestatal. Se cancela el arrendamiento de aviones y helicópteros, se elimina el pago de servicios de telefonía celular, gastos de representación y alimentación, entre otras acciones de austeridad y ahorro, que nos permitirán obtener hasta 200 millones de pesos, que serán destinados al rubro social y promoción al empleo.

En Guerrero estamos resueltos a ajustarnos el cinturón sin lesionar los programas sociales y a ejercer un gobierno responsable que siga actuando, todos los días, sin excepción ni descanso, a favor de la gente.

*Gobernador del estado de Guerrero