Opinión

Compra energizante

 
1
 

 

De Jefes.

El parque eólico más grande de México se llama Ventika. Su reciente compra por parte de IEnova no repercutió en el precio de los títulos de esta empresa que comanda Carlos Ruiz Sacristán.

Pero expertos la destacan como una operación muy relevante.

Van los argumentos: Uno. Se trata de una expansión estratégica dentro del segmento de muy alto crecimiento, la energía limpia.

Dos. Cumple a sus accionistas la promesa de diversificarse.

Tres. Es un negocio con una alta tasa de retorno, de nueve a 11 por ciento.

Cuatro. Incluye un acuerdo atractivo de 20 años y en dólares con firmas privadas.

Cinco. Es una compra a un precio atractivo y con varias opciones para financiarse. Ventika tiene 84 aerogeneradores o turbinas de viento, con una capacidad de 252 megawatts.

Reflejo de las licitaciones de gasoductos que no ganó, la acción de IEnova se ha revaluado apenas 4.0 por ciento en el presente año, por debajo del 10.3 por ciento del principal indicador de la BMV, pero analistas todavía la ven con potencial de subida para este año. ¿Le entra?

LOS SUSPENDIDOS (II)
El gobierno la castigó con no poder firmar contratos con dependencia alguna durante 30 meses. Hablamos de Tradeco, de Federico Martínez Urmeneta, cuya suerte cambió a la vuelta de un sexenio.

Imagine usted que su mejor cliente le avisa que no le comprará durante ese plazo.

Si las leyes y las circunstancias avalan tal castigo, que apliquen la medida punitiva.

Pero hay dos asuntos que producen fruncimiento: El primero: que a su socia en el proyecto que habría provocado el castigo, IGSA, la castigaron por tres meses. ¿Fue un daño colateral de un proyectil que iba dirigido a su compañera? Nos dicen que IGSA, de Santiago Paredes, apelará, pero es probable que termine la pena antes de que el 'juicio' acabe.

El segundo: que aparentemente no hay norma que avale una pena de 900 días por incumplimientos en obras. Ya hablarán los jueces y abogados.

El caso es que la otrora muy exitosa Tradeco sólo ha ganado un contrato en el Puerto de Veracruz este año. Tufillo político, a eso huele.

BOMBAS DE PLÁSTICO
A finales de este mes las más de 200 empresas que integran la Asociación Nacional de Industrias del Plástico (ANIPAC), que preside Juan Antonio Hernández, celebrarán su convención anual en Yucatán.

Es el evento más importante en la agenda de esta industria que en 2016 se espera que rompa el récord de asistencia.

Atención: el valor del negocio supera los 33 mil millones de dólares anuales. Revise a su alrededor cuánto plástico hay.

La sede fue elegida estratégicamente debido a que la entidad que gobierna Rolando Zapata concentra dos terceras partes de la producción en el sureste mexicano.

Además, goza de ventajas comparativas para beneficio de los industriales del plástico, especialmente en el abasto regional y en la exportación al Caribe y Centroamérica.

Ante tantos sinsabores, acá está la ANIPAC, intentando el desarrollo, de carácter regional. ¡Bomba!

También te puede interesar:
Del ‘gasolinazo’ al ‘servilletazo’
Aeropuertos de ‘alto vuelo’
El peso del ‘Diablo’