Opinión

Compra de auto, ¿inversión, lujo o necesidad?

 
1
 

 

autos

Es relativamente sencillo comprar un auto nuevo a crédito; es tal la competencia entre la innumerable gama de marcas que se podría caer con facilidad en esta alternativa, pero antes es conveniente hacer algunas consideraciones.

1.- En principio, determinar si se trata de un impulso de estrenar un auto o si es una adquisición utilitaria; es decir, indispensable para el traslado y tus labores. Conviene saber los atributos requeridos como serían: espacio, consumo de gasolina, cajuela, etcétera, para contrastarlos con el presupuesto y elegir el modelo adecuado a tus necesidades.

2.- Aún cuando existan muchos planes de financiamiento, recordemos que el crédito se usa al momento de carecer del recurso económico, pues por muy barato que esté, siempre implicará un costo mayor. Si la tasa de interés de un crédito ronda entre 11 y 14 por ciento, el rendimiento en el ahorro se sitúa alrededor de 3.0 por ciento.

3.- Si se desea adquirir una unidad con deuda debes tener cuidado de no exceder tu capacidad de pago. Conviene revisar bien las mensualidades y anualidades del plan que te ofrezcan.

4.- Hay otras erogaciones relacionadas, como la tenencia, las placas, el mantenimiento y el seguro respectivo. También hay que contabilizarlos, pues al ser vehículos nuevos éstas son mayores.

5.- El auto está lejos de ser una inversión. En todo caso estamos hablando de la adquisición de un bien con un valor de rescate, dependiendo de en qué momento se realice la venta. Un vehículo, dependiendo del modelo, se puede llegar a depreciar hasta 25 por ciento en el primer año, para luego seguir bajando su plusvalía aproximadamente 15 por ciento por año.

6.- Un aspecto a considerar es precisamente qué modelos tienen mejor valor de reventa, ya que tarde o temprano uno busca deshacerse de la unidad y sería bueno perder lo menos posible.

7.- Desde una perspectiva financiera, conviene evaluar un carro con uno o dos años de uso; incluso, puedes obtenerlo en una agencia si quieres mayor seguridad. Las ventajas serían que ya pasó su periodo de mayor pérdida de plusvalía, que con seguridad aún conserva parte de la garantía de fábrica y, si lo requieres, se puede solicitar el IVA desglosado para un manejo fiscal.

Si bien se abre un espacio para estrenar un vehículo y tal vez sea una oportunidad para darse ese gusto, por prudencia hay que hacer un análisis serio sobre esta alternativa.

Twitter: @finanzasparami

También te puede interesar:
¿Qué hacer cuando el trabajo no está seguro?
Siete puntos para comprar vivienda por primera vez
Administración familiar por objetivos