Opinión

¿Comportamiento monopólico de Soberón?, ¿neta?

 
1
 

 

Mick Jagger encabezó a los Rolling Stones en su primera presentación en Cuba. (Reuters)

Es prácticamente imposible no pensar en Corporación Interamericana de Entretenimiento (CIE) cuando uno se entera de que la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) anuncia que ha abierto una investigación para determinar si hay prácticas monopólicas en la operación de centros de espectáculos, eventos en vivo, así como en la venta y expedición de boletos para dichos eventos, como se supo el viernes pasado.

¿Puso condiciones discriminatorias CIE cuando trajo los conciertos de The Rolling Stones y Madonna? ¿Impidió la libre competencia cuando organizó el Electric Daisy Carnival en el Autódromo Hermanos Rodríguez? ¿Segmentó monopólicamente el mercado cuando promovió los conciertos de Miguel Bosé, Alejandro Fernández o Los Tigres del Norte? ¿Es Alejandro Soberón —el presidente de CIE— el destinatario de la investigación de la autoridad? Esto es lo que la Cofece tendrá que decir cuando concluya su investigación y cuando hablen los que “pudieran estar afectados por prácticas monopólicas en estos mercados”.

Pero desde afuera esto se antoja un poco difícil. Todo mundo vio el complicadísimo derrotero que vivió esta empresa hace unos años, cuando se empequeñeció y sumó desinversión tras desinversión, con las ventas icónicas a Codere y de su unidad de medios a América Móvil —esta última hace apenas tres años—. Pero fue hace apenas seis meses que la empresa se puso en el ojo de la admiración pública nacional de nueva cuenta con la magistral organización que hizo del Gran Premio de la Fórmula 1, celebrada y aplaudida internacionalmente.

Organizar conciertos y vender boletos no es un tema sencillo, y existen ciertas barreras de entrada inherentes al negocio. No obstante, no parece ser tan fácil comportarse monopólicamente. Ahí está por ejemplo la Arena Ciudad de México, que al día de hoy tiene anunciadas fechas con artistas muy taquilleros como Roberto Carlos, Eros Ramazzotti y Gloria Trevi. Asimismo, hay cualquier cantidad de foros y recintos para conciertos y espectáculos. Y ocurre algo similar con la venta de boletos.

No únicamente Ticketmaster está en el escenario. También existen Super boletos y E-ticket, tu acceso directo, aunque ciertamente cada firma vende boletos únicamente para los recintos a los que está asociada.

Si la Cofece no está pensando en CIE con su investigación, Soberón puede continuar tranquilamente organizando la siguiente edición de la Fórmula 1, que tan bien le salió. Pero si sí es la sujeta de las motivaciones del regulador, Soberón debería rehabilitar su narrativa pública, aquella que lo catapultó durante los primeros 12 años de vida de su empresa, antes de que se metiera en el fuego cruzado que le orilló a bajar de perfil.

Twitter: @SOYCarlosMota

Correo: motacarlos100@gmail.com

También te puede interesar:
El caso de Televisa es fútil
S&P 'encuera' a los bancos en materia de vivienda
Urge manotazo de EPN o de los empresarios