Opinión

#CómoNosArreglamos para hacer equipo y acabar con la corrupción

 
1
 

 

Corrupción. (definicion.de)


El autor es comisionado del INAI y coordinador de la Comisión de Gobierno Abierto y Transparencia.

Hoy tenemos una oportunidad histórica para transformar la política en México. La transición a una democracia electoral fue el resultado de luchas de la sociedad civil y reformas impulsadas por diversos actores políticos que transformaron las reglas para acceder al poder. Hoy, a 16 años de la alternancia en el poder, hay un amplio consenso: la corrupción es el lastre de nuestra democracia. Hoy es necesario cambiar la forma en que se ejerce el poder.

Es un momento histórico en nuestro país porque hay acuerdo entre los actores políticos, la sociedad civil organizada y la opinión pública en general de que es imperativo actuar de forma contundente contra la corrupción. Se creó el Sistema Nacional de Transparencia, se discuten las leyes secundarias para combatir la corrupción y que darán forma al Sistema Nacional Anticorrupción y existe una ciudadanía activa proponiendo y vigilando que ambos sistemas den los resultados esperados. Más de 600 mil mexicanos firmaron y apoyaron la iniciativa Tres de tres para que sea considerada en los debates legislativos.

Otra muestra de la relevancia de este momento es que autoridades de los tres poderes, integrantes de organismos autónomos, empresarios, académicos, comunicadores, miembros de la sociedad civil organizada y ciudadanos en general aquí presentes y en las redes sociales aceptaron la invitación a este evento para debatir y para proponer acciones puntuales para combatir la corrupción.

Llego el momento de hacer equipo. De sumar. Construyamos una corriente de opinión que reúna a todos los actores que enumeré para que dé seguimiento, exija resultados y evalúe desde su trinchera la eficacia de las leyes y la implementación de los Sistemas Nacionales de Transparencia y Anticorrupción. Formemos una coalición para asegurarnos que se aprueben normas eficaces y que la implementación de cada sistema sea efectiva. Por estos motivos estamos aquí, para decidir #CómoNosArreglamos.

La apuesta del Inai es que la información pública puede detonar una nueva relación entre autoridades y población, una nueva forma de ejercer el poder. Ésta beneficia a los servidores públicos y a la población por igual. Por ejemplo, por medio de ella, las autoridades pueden dar evidencia y proponer formas de combatir la corrupción para que sean consensuadas con la población y se lleven a cabo más fácilmente, con mayor legitimidad. Se pueden construir diagnósticos e identificar soluciones conjuntas. La iniciativa Tres de tres es un ejemplo. Como se hizo con la Ley General de Transparencia, las leyes secundarias para combatir la corrupción se pueden construir en ejercicios de Parlamento Abierto.

La información pública también puede acotar la corrupción en la vida cotidiana. Ésta permite saber cómo deben ser los servicios públicos que las autoridades nos deben entregar y, sin pagar un solo peso, exigirles que así sea. Con más y mejor información podría ser más fácil abrir un restaurante o poner un negocio: la información pública dará certeza de los pasos a seguir, lo costos y tiempos de los trámites y el responsable de cada uno de ellos.

La información pública permite también a la población identificar cuándo un funcionario público comete un acto de corrupción, es decir, abusa de su posición o cargo para beneficio propio y cómo esto afecta al conjunto de la población. La corrupción nos perjudica a todos porque merma los resultados y la calidad de los servicios públicos que nos proveen las autoridades: hospitales que operan sin medicamentos o con equipo médico inadecuado; escuelas que no reciben recursos para el pago de luz o tener piso de concreto; calles que transitamos llenas de baches, carreteras inseguras por la mala calidad del asfalto o puentes planeados pero no construidos.

Aprovechemos el consenso que existe contra la corrupción. Es momento de impulsar la alianza que permita transformar los hábitos y las prácticas políticas que durante años han lesionado al conjunto de nuestra sociedad. Marquemos un antes y un después.

Y, bueno, #CómoNosArreglamos para hacer equipo, utilizar la información pública y acabar con la corrupción.

Palabras del comisionado durante la inauguración del foro La información en el combate a la corrupción. ¿Cómo nos arreglamos?