Opinión

¿Cómo son las finanzas
a la ¡Viva México!?

1
 

 

Fiestas patrias. (Cuartoscuro)

Hay un estereotipo de todas las nacionalidades y pensamos que los japoneses son acuciosos con la calidad; los ingleses con el horario; o los alemanes muy estrictos. ¿Cómo somos los mexicanos y qué consecuencias tiene esto en nuestras finanzas?

Ya Octavio Paz, Premio Nobel de Literatura, describía nuestra idiosincrasia en su célebre libro El Laberinto de la Soledad. La primera edición data de 1950 y si bien hay algunos conceptos anacrónicos, también hay otras características válidas que nos distinguen y tienen impacto en la economía doméstica.

Tal vez el prototipo con el cual más nos identifican en el extranjero es con la impuntualidad e incluso dicen en español “mañana” como el arte de postergar las cosas.

Esto, por supuesto, provoca que se abandonen metas y prive el desorden para llevar una buena administración personal.

Simplemente la palabra “ahorita” es difícil de entender para quienes no son mexicanos. Se trata de un momento indefinido en el tiempo que pude implicar hacerlo en forma inmediata o nunca. Esto genera un bajo nivel de productividad y a la postre menores salarios.

Según Paz, tenemos un espíritu festivo. Incluso, esta situación la vemos reflejada en niveles socioeconómicos bajos, donde son capaces de tomar crédito con tal de hacer una enorme fiesta de quince años a la hija o “tirar la casa por la ventana” con tal de atender a los compadres. Esto conduce irremediablemente a problemas posteriores de endeudamiento y a recurrir a la usura.

Habla Paz de las máscaras, de cómo busca el mexicano aparentar lo que no es y esta es una de las características que más puede dañar las finanzas personales, porque se está viviendo en un nivel socioeconómico alejado de la realidad, con tal de dar una imagen de mayor capacidad. El costo es altísimo, porque tarde o temprano cae la escenografía con el peso de las deudas.

No todo es malo, hay cualidades inherentes a nuestra cultura que nos hacen diferentes para bien.

Por ejemplo, el gran amor hacia la familia que permite formar un patrimonio para solventar sus requerimientos o la creatividad en todos los órdenes de la vida, que nos ha permitido sortear décadas de crisis y salir avante.

La solidaridad es también un valor muy importante para las finanzas personales, porque permite la ayuda de los amigos en desgracia y es un soporte a las crisis.

Como toda generalización, podría dejar de aplicar para muchos, pero es prudente reflexionar en dónde están las áreas de oportunidad.

Twitter: @finanzasparami

También te puede interesar:
Nuevas reformas ¿Me convendrá ahorrar en la Afore?
¿Cuánto cuestan mis “pequeños lujos”?
¿Para qué les sirven las finanzas personales a los pobres?