Opinión

Cómo se cuadró la Ley de Ingresos

21 octubre 2013 5:2

 
¿Cómo fue que se cuadró el Presupuesto de Ingresos para el 2014, el cual fue aprobado el viernes pasado por la Cámara de Diputados?
 
Le explico los detalles.
 
1- El gasto previsto para el próximo año deberá recortarse en 9 mil 705 millones de pesos respecto a la iniciativa enviada por el Ejecutivo. La distribución de este recorte se decidirá en cuanto se empiece a discutir el Presupuesto de Egresos del próximo año.
 
2- El Impuesto sobre la Renta que se prevé recaudar para el próximo ejercicio será 27 mil 525 millones de pesos inferior al que se pretendía en la iniciativa original de la reforma, a pesar del aumento en la tasa máxima para las personas físicas de hasta 35 por ciento. La razón es que se hicieron 49 modificaciones a la propuesta de la nueva Ley del ISR, que en su mayor parte, reducen la recaudación esperada al mantener deducciones que se habían quitado o dejan tratamientos especiales.
 
3- En el caso del IVA, la recaudación esperada se reduce en 22 mil 976 millones de pesos, en virtud de que se eliminó el cobro en colegiaturas, vivienda, espectáculos públicos, así como debido a los ajustes que hubo en el régimen maquilador.
 
4- El IEPS a la comida ‘chatarra’ dará un ingreso adicional de 3 mil 500 millones de pesos. En plaguicidas, al contrario, habrá 185 millones menos que los previstos.
 
5- Considerando el conjunto de impuestos referido, se habrán dejado de recaudar 47 mil 186 millones de pesos. Esto quiere decir que de los 163 mil 400 millones adicionales que se pensaban obtener por los impuestos mencionados, ahora se obtendrán 116 mil 214. El recorte a la reforma fue 29 por ciento.
 
6- Otra pérdida de ingresos relevante corresponde al IEPS a las gasolinas. Se obtendrán 29 mil 685 millones de pesos menos que los previstos, a pesar de que el ritmo de incremento de los precios de las gasolinas será más elevado que el propuesto por el Ejecutivo. Otra pérdida también corresponde a los impuestos al carbono, de los que se recaudarán 5 mil 800 millones menos.
 
7- Si se hace un saldo de los ingresos tributarios totales que se dejarán de percibir (con ajustes por adeudos de ejercicios anteriores), el resultado es de 112 mil 671 millones de pesos menos que en el estimado enviado por el Ejecutivo.
 
8- ¿Cómo se logra entonces un monto de ingresos que obliga sólo a un recorte de 9 mil 705 millones en el gasto y no de 112 mil millones? Muy fácil, con los cambios en las estimaciones de precio del petróleo y del tipo de cambio, se consiguió que los derechos por hidrocarburos subieran en 48 mil 782 millones de pesos respecto a la estimación original.
 
9- Anote adicionalmente 5 mil millones de pesos de ingresos no recurrentes y otros 19 mil 185 millones de pesos de ingresos adicional de operación de Petróleos Mexicanos.
 
10- A lo anterior, súmele otros 19 mil 185 millones de pesos de endeudamiento interno adicional del gobierno federal.
 
Como conclusión, considere lo que el propio gobernador del Banco de México dijo, y que aquí hemos sostenido de hace algunas semanas: lo más probable es que en el curso del sexenio se tenga que proponer otra reforma fiscal.
 
El haber ajustado cuentas a través del precio del petróleo así como del endeudamiento, crea una solución de corto plazo.
 
En la medida que existan otras fuentes de presión fiscal en los próximos años, como las políticas sociales así como los pagos por pensiones, el tema del IVA en alimentos y medicinas, probablemente se pondrá de nuevo sobre la mesa.
 
Imagine que tras las elecciones del 2015 el PRI logre mantener el control de la Cámara de Diputados, al menos a través de alianzas, y que la economía crezca a tasas de 4 a 5 por ciento, entonces en ese contexto no descarte una nueva reforma que va a incluir la modificación que esta vez no se incluyó.
 
 
Twitter: @E_Q_