Opinión

¿Cómo planeamos el 2015? Sigue estos 5 pasos

Así como las empresas realizan esfuerzos de planeación en los meses de octubre y noviembre, en las finanzas personales debemos poner en blanco y negro los lineamientos generales para el año venidero con el fin de alcanzar los objetivos trazados.

Para ello, te comparto en la sección de herramientas en la página www.finanzasparami.com un archivo de Excel con el cual podrás hacer un presupuesto.

A continuación hago algunos señalamientos básicos:

1.- Este ejercicio inicia teniendo como base el pronóstico de ingresos netos (después de impuestos), que para el caso de un asalariado es fácil; sin embargo, para quien trabaja por su cuenta implica mayor grado de análisis y de información. Un punto de referencia obligado es el año previo, pero siempre habrá un componente de sensibilidad sobre cómo se percibe el futuro inmediato.

2.- Es fundamental que la aproximación de los gastos e ingresos sea mensual y no un promedio para todo el año.

Porque como es obvio, cada temporalidad tiene sus propias características y de esa manera es posible prever mejor los requerimientos.

3.- Es conveniente armar un catálogo de conceptos con los cuales te sientas familiarizado y puedas darle un buen seguimiento, como sería el gasto en el supermercado, la escuela de los hijos o las vacaciones.
Es importante contemplar todas las erogaciones, aun cuando no sean prioritarias.

4.- Desde una perspectiva económica, si hablamos de una empresa, con seguridad estará observando la rentabilidad en términos de ganancias. Cuando se trata de una familia estaremos al pendiente del patrimonio y la seguridad, que se miden en buena medida por la capacidad de ahorro y acumulación de riqueza.

Por tanto, el ahorro debe ser parte del presupuesto y tiene que estar considerado como uno de los objetivos esenciales. Dependiendo de la edad hay que ver el tema patrimonial para decisiones de gasto futuro, como sería comprar casa, la entrada de los hijos a la escuela o el retiro, entre otros.

5.- Al situar los ingresos y gastos estimados para todo el año será fácil identificar si hay que hacer algún tipo de ajuste y cuáles meses en particular podrían estar más complicados que otros.

Este presupuesto se convertirá en un mapa de consulta a lo largo de todo el año y permitirá evaluar adquisiciones trascendentes o ir programando algún tipo de financiamiento en caso de que sea inminente algún desbalance.

Twitter: @finanzasparami