Opinión

¿Cómo morir con buena salud financiera?

 
1
 

 

Panteones

Comemos pan de muerto, llevamos alimentos a los panteones, hacemos calaveras de nuestros amigos, pero los mexicanos evitamos hablar con la familia sobre la muerte y olvidamos de prepararnos para un evento que tarde o temprano ocurrirá.

Es una responsabilidad financiera básica dejar protegidos a los seres queridos y si hay una pérdida irreparable, al menos evitar el sufrimiento por la inestabilidad económica. A continuación seis puntos a considerar. Evalúalos y califica qué tan listo estás para la partida.

1.- Testamento: Es el documento elemental para aclarar quiénes tienen derecho sobre los bienes. Es recomendable que esté consensado con la pareja y que ambos tengan previsto su legado.

Hacerlo permite evitar discusiones posteriores y malas interpretaciones; sobre todo si hay circunstancias en las que estén involucrados más de un núcleo familiar.

2.- Propiedades en regla: Si hay desorden de bienes raíces debe solucionarse, porque se pueden heredar problemas.

Llega a haber situaciones, como por ejemplo viviendas intestadas de procesos anteriores que no han sido regularizadas o compras sin ser notariadas.

Esto se convierte en un verdadero dolor de cabeza cuando se quiere poner orden.

3.- Sucesión en el negocio: Para quienes tienen una empresa, es fundamental dejar por escrito la sucesión; ya sea estipular quién quedaría a cargo de la dirección o llevar a cabo una instalación de gobierno corporativo que les permita ejercer un control sin la necesidad de gestionar en forma directa.

4.- Seguros: Por excelencia este tipo de coberturas sirve para prepararse ante una partida inesperada; ello implica diseñar toda una estrategia y definir un plan bien detallado. Hay aspectos tales como montos, beneficiarios, albaceas, fideicomisos, rentas vitalicias, etcétera.

5.- Alinear beneficiarios financieros: Recuerda que los beneficiarios en las cuentas de inversión son autónomos del testamento, por lo que se podría generar controversia si tienes contradicciones entre ambos documentos.

En ocasiones uno toma a la ligera el nombre de los beneficiarios cuando abre una cuenta en alguna institución financiera y es de suma relevancia que esté “amarrado” con los deseos de la pareja.

6.- Comunicación: Finalmente, lo anterior debe estar bien informado a todos los miembros de la familia; que sepan cuáles son las decisiones, el razonamiento detrás y conocer dónde están los papeles para soportarlos.

Es importante también enterarlos de los problemas financieros, pues es muy desagradable saberlo cuando la persona ya se ha ido.

Twitter: @finanzasparami

También te puede interesar:
5 palancas para ahorrar
Ninis, gestación de una crisis financiera
¿Cómo sería el sistema de pensiones según la OCDE?