Opinión

Cómo la tecnología contribuye a retener talentos

05 marzo 2015 17:55
 
1
 

 

tecnología

¿Se imaginan a un 'nativo digital' que ha crecido con la videoconsola y que habitualmente lleva encima dos o tres dispositivos con conexión WiFi sentado ocho horas al día en su puesto de trabajo, cumpliendo un horario estricto? El teletrabajo, la conectividad y la movilidad han creado nuevo modelos de actividad en las empresas y cambiado la forma en la que se trabaja, obligando a los departamentos de recursos humanos a rediseñar las dinámicas laborales en todo el mundo. El teletrabajo y la organización de equipos geográficamente dispersos son ya una realidad, impulsados por las nuevas posibilidades que ofrece la tecnología.

Piense en Google como lugar de trabajo, inmediatamente le vendrá a la cabeza la imagen de gente trabajando con su dispositivo móvil en cualquier parte en un espacio lleno de luz y color, zonas chill out, gimnasios, una bicicleta estacionada junto a la mesa de trabajo… en definitiva, un nuevo estilo de trabajar. Más libre pero no menos productivo. De hecho, sus empleados, de una u otra manera, no dejan de trabajar nunca y la empresa pone a su disposición todo tipo de atractivos para que estén más tiempo en ella y siempre satisfechos.

Las empresas más convencionales no son ajenas a estos cambios, que también son generacionales. Así, cuando el departamento de Recursos Humanos detecta una necesidad en el staff, surge la evolución en la forma en que se trabaja. Con ello, la tecnología como herramienta de flexibilidad en el trabajo contribuye a la retención del talento más joven.

Esta flexibilidad y capacidad de entender las nuevas necesidades de los empleados no siempre va acompañada de las políticas de IT corporativas adecuadas, de manera que, casi siempre, las decisiones asumen un enfoque rígido basado en “un mismo modelo de todo para todos”, dando por válida la idea de que todos los empleados utilizan las mismas aplicaciones y realizan el mismo uso de la tecnología. La consecuencia de este enfoque equivocado es dar las mismas herramientas a un ejecutivo senior, que viaja constantemente y utiliza sin conexión su notebook de alto rendimiento y a empleado de atención al cliente que trabaja horas fijas en un centro de llamados, cuando en realidad sus necesidades son muy distintas.

La virtualización de escritorios lo hace posible, garantizando el acceso de los empleados a su escritorio corporativo y a los datos necesarios para desempeñar sus tareas desde cualquier dispositivo (netbook, smartphones, tabletas, entre otros) sin importar el lugar en el que se encuentren.

Hugo Werner es Director general de Citrix México.