Opinión
  

¿Cómo hacer
lo que debo hacer?

 
1
 

 

Finanzas personales. (www.brujulafinanciera.com)

Cuando hablamos de finanzas personales hay temas que requieren conocimiento e información, pero están presentes otros del ámbito del sentido común, como gastar menos, ahorrar o poner en orden las cuentas.

Lo irónico es que no es suficiente 'saber' lo necesario sino imprimir acción.

Es frecuente aplazar todo, convirtiéndolo en una tarea pendiente de forma permanente.

Dejar de procrastinar debe ser uno de los principales objetivos y para ello podemos seguir algunos pasos muy sencillos.

1.- Lo primero es tomar consciencia de la importancia de dedicarle tiempo a tus finanzas. Percatémonos de las metas que dependen de un buen manejo del dinero.

Tranquilidad para llevar el gasto cotidiano, pagar colegiaturas, cumplir sueños, asegurar el futuro de los hijos, entre otros. Esto nos permitirá darle valor al esfuerzo dispuesto.

2.- Cambiar el enfoque de utilizar el 'tiempo sobrante'. Recientemente publicaron en TED una plática de Laura Vanderkam titulada 'Cómo ganar control del tiempo libre' en donde hace reflexiones que encajan bien en el tema financiero, pues siempre hay una queja de que son insuficientes las horas para poner en marcha un proyecto. Ella dice que es mentira, “No tengo tiempo” a menudo significa “No es una prioridad”.

3.- Vencer las distracciones que se vuelven una barrera en la administración personal. Las redes sociales y la comunicación instantánea se ha convertido en un gran consumidor de tiempo y habría que cuantificar cuánto absorben el correo electrónico, Facebook, Twitter, WhatsApp, Snapchat o Instagram.

Dos libros con un concepto similar llaman mi atención. Uno es La técnica Pomodoro, de Francesco Cirillo y 18 minutos”, de Peter Bregman. Ambos sugieren abordar las actividades en bloques de 18 a 25 minutos con descansos breves de cinco minutos. Esto permite tener un horizonte corto de tiempo e ir viendo avance continuo.

4.- Hacer un plan de acción juntando los elementos anteriores. Elabora una lista de todo lo que debes llevar a cabo, consciente de su importancia.

Dispón en tu agenda de los lapsos requeridos en bloques cortos, con descansos breves para revisar las 'urgencias' de comunicación.

Por ejemplo, programa dedicar tres periodos de 25 minutos para armar el presupuesto del año y hazlo en varios días. Esto hará más fácil avanzar y cuando menos te des cuenta ya tendrás hecha la tarea. Esto mismo lo puedes hacer con otros objetivos.

Este 2017, vence la procrastinación.

Twitter: @finanzasparami

También te puede interesar:
¿Hay espacio para el optimismo?
¿Hay buenas inversiones para 2017?
Cuando los ricos también lloran