Opinión

¿Cómo encontrar
las mejores ideas?

  
1
  

 

Branson 21 mayo
Envíale tu pregunta a Richard Branson

El aforismo “los buenos artistas copian, los grandes artistas roban” se atribuye comúnmente a Picasso. A lo largo de los años, muchas personas han malinterpretado esto queriendo decir que el famoso pintor flagrantemente duplicó las ideas de otros artistas esforzados.

Pero eso no podía estar más alejado de la verdad. Hay una enorme diferencia entre copiar y “robar”. Alguien que copia meramente reproduce algo, mientras que alguien que roba toma una interpretación existente y parte de ahí. Eventualmente, produce su propia obra.

El aforismo nos recuerda que es muy raro que alguien proponga una idea verdaderamente nueva. Todos somos producto de nuestro entorno. Pedimos prestado de quienes nos antecedieron, y nos beneficiamos de las lecciones que aprendieron recorriendo caminos similares. Expresado sencillamente, todos nosotros estamos influidos por todos los demás.

Steve Jobs, el cofundador de Apple, comprendió lo que Picasso quiso decir. Como alguna vez explicó en una entrevista, “(En Apple) no nos avergonzamos de robar las grandes ideas”.

En Virgin, mi equipo y yo forjamos nuestra marca apropiándonos de ideas. Analizamos las industrias donde un producto o servicio era ineficiente, cubrimos la deficiencia con un ofrecimiento destacado, luego le pusimos encima una marca Virgin identificable. Vender discos, por ejemplo, no era un concepto nuevo cuando empezamos Virgin Records, pero encontramos una manera de modernizar el proceso y hacer a la música más accesible. Los viajes aéreos definitivamente no eran nuevos cuando entramos en el sector de las aerolíneas, pero no habían alcanzado todo su potencial, especialmente en términos de servicio al cliente, así que sacudimos a la industria enfocándonos en corregir eso.

Nuestras mejores ideas regularmente provienen de experiencias de primera mano, pero en los últimos tiempos hemos estado usando la tecnología para que nos ayude a incubar conceptos grandiosos. Yo trato de publicar en mi blog al menos dos veces al día, en los días laborales, y uso las plataformas de redes sociales como Facebook, LinkedIn, Google+, Twitter, Vine e Instagram para difundir mis mensajes. A menudo, las publicaciones dan pie a debates y provocan retroalimentación, quejas y más conversación.

En los últimos años, estas conversaciones han planteado muchas ideas que provocan reflexión. Me encanta leer los comentarios para ver qué información podría convertirse en propuestas de negocios inspiradoras.

Una ventaja enorme es que estas conversaciones tienen lugar mundialmente. En el pasado, si uno necesitaba comprender el paisaje cultural de un país, tenía que reservar un boleto de avión; hoy simplemente puedo revisar mi blog. Aunque algunas ideas de negocios que surgen en las conversaciones en línea son específicas para un país, muchas se traducen a través de las fronteras y tienen el potencial de tener un enorme impacto mundial.

Cuando no estoy debatiendo mis ideas en persona o leyendo detenidamente los comentarios en mis perfiles en línea, disfruto visitar el sitio web de IdeaPod, una plataforma de red social para compartir ideas y colaborar. Me reuní con sus fundadores el año pasado y quedé enganchado desde entonces. Al ofrecer un espacio donde la gente puede intercambiar ideas, IdeaPod incrementa las probabilidades de todos de proponer conceptos revolucionarios.

Hace unas semanas, me conecté al sitio y noté una discusión sobre en qué empresas debería entrar Virgin en el futuro. Las ideas variaban desde producir combustible bajo en carbono hasta hacer más eficiente el compartir traslados en auto y lanzar programas educativos en línea. Ya hemos lanzado algunas de las empresas que los participantes en el sitio mencionaron; otras ideas captaron mi interés y podríamos analizarlas más a fondo.

Si eres un emprendedor en busca de nuevas ideas, recuerda que la innovación es una búsqueda incesante, y pocos productos o servicios son tan buenos que no puedan ser continuamente mejorados. Esta es la razón de que haya tanto que aprender al escuchar las expectativas, frustraciones y puntos de vista de las personas.

Así que inicia un blog. Entra en redes sociales. Visita un centro de emprendedurismo, una cafetería o una taberna. Haz preguntas. Inicia un debate. Únete a la conversación.

Luego pregúntate: ¿De qué está hablando la gente? ¿De qué hablan tus amigos y familiares? ¿Qué apasiona a la gente? ¿Qué temas están generando noticias actualmente? ¿Qué decía ese interesante artículo que leíste el otro día? ¿Y cómo puede aplicarse eso al producto o servicio?

Si mantienes los ojos y oídos abiertos, seguramente encontrarás algunas grandes ideas. Pero recuerda: No las copies, aprópiate de ellas.

Si eres un emprendedor en busca de nuevas ideas, recuerda que la innovación es una búsqueda incesante

3 Maneras de generar ideas
Las ideas verdaderamente originales son raras, así que cuando estés en busca de inspiración, puedes estimular tu imaginación tratando de determinar cómo mejorar un producto o servicio existente. Puedes comenzar este proceso en línea:

1. Inicia conversaciones en redes sociales: Los comentarios que generes pueden llevar a la inspiración. 

2. Involúcrate en conversaciones: A la inversa, leer y responder la retroalimentación de otras personas puede llevar a consideraciones que no habías pensado. 

3. Cuando estés buscando maneras en que puedas mejorar el producto o servicio, ten en mente estas preguntas: ¿De qué está hablando la gente? ¿Qué apasiona a tus amigos y familiares? ¿Qué temas están actualmente en las noticias? ¿Cómo esto cambia la forma en que ves el ofrecimiento?

Twitter: @richardbranson

También te puede interesar:
Los emprendedores nacen, no se hacen
El fundador del próximo Virgin del mundo necesita nuestra ayuda
Flexibilidad y diversión pueden hacer de ti un mejor emprendedor