Opinión

¿Cómo comprar un vino?


1


Vino

Es un detalle de cortesía llevar una botella de vino cuando nos invitan a una casa o bien simplemente para disfrutarlo en la intimidad de nuestra casa, pero ¿cómo lo seleccionamos?

El lugar donde se compra es fundamental ya que si no fue de nuestro agrado generalmente culpamos al pobre vino cuando probablemente su mal estado se deba a las pésimas condiciones de almacenamiento por las que pasó. Algunos consumidores ignoran que el vino es una bebida que nace, evoluciona, madura y decrece. Cada botella se comporta muy diferente a otra inclusive si son de la misma marca y año dependiendo los factores que afectaron su guarda.

Por más pasado que esté un vino, jamás entrará en estado de putrefacción, consecuentemente si llegan a beber un vino pasado, su sabor será muy desagradable por su marcada acidez pero nunca les hará daño. Cuando un vino les llega a saber mal puede ser por dos causas: por la manera en que fue elaborado o por la forma inapropiada en que se conservó.

Antes de comprar un vino pregunten sus características al vendedor, tales como sabores, estilo y la mejor forma de acompañarlo. Desgraciadamente no todos los vendedores tienen la preparación para responder nuestras inquietudes, por ello conforme evolucionemos como mercado la demanda por una mejor capacitación de quienes lo venden será una constante.

El lugar donde vayan a comprar el vino deberá contar con condiciones óptimas para la preservación de las botellas de vino:
1.- Temperaturas constantes no superiores a los 20 grados.
2.- Ausencia de luz solar o lámparas tipo luz de día
3.- Que no haya vibraciones ni movimientos constantes de botellas
4.- Humedad relativa dentro de los rangos de 60% a 80%
5.- Posición horizontal de las botellas que contengan tapón de corcho natural
6.- Evitar que las botellas estén cerca de aromas intensos ajenos al vino que pudieran afectar su sabor

Una vez que seleccionaron el lugar donde van a adquirir sus vinos, su botella jamás deberá tener las siguientes características: Tapón salido o abombado, tapón sumido, manchas en el cuello y boca de la botella.

Por último recomiendo tener en cuenta las siguientes observaciones al momento de comprar una botella de vino:
1.- No comprar nunca una caja si no han probado antes cuando menos una botella de ese vino
2.- Compren lo que vayan a necesitar en un plazo de una semana antes del evento en el que piensen beber el vino
3.- Los vinos no duran para siempre. Mientras más baratos deben consumirse más jóvenes
4.- Las botellas sin polvo pueden ser las que se colocaron recientemente en la góndola de exhibición

La mejor forma de aprender de vinos es bebiéndolos. Arriésguense a probar nuevas opciones que no conozcan, tomando en cuenta las anteriores recomendaciones. El juez más severo es nuestro paladar, permitan guiarse por él y disfruten el vino que compraron.

Veintiocho años y todavía te extraño. ¡Salud donde quiera que estés!

Twitter: @Rene_Renteria

Facebook: Facebook.com/RRWCT

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:
¿Cómo empezar a beber vino?
Notas sobre de maridaje
El síndrome de la mejor ocasión