Opinión

¿Cómo articular
los biomas de los emprendedores?

La política pública mexicana en favor de los emprendedores y sus respectivos ecosistemas ya se enfrentan a un “cuello de botella” que pudiera hacer lento su proceso de maduración.

Generar en el país una “revolución emprendedora” exige varias políticas de complementación: más recursos para formar nuevas empresas, pero también que el resto del aparato gubernamental “jale” a las empresas que pueden serle útiles.

De manera muy destacada tendríamos que pensar en una ampliación de la política pública hacia las Pymes, de tal modo que, para el caso mexicano, la política pública no quede encerrada en el Inadem, sino que se extienda a otras dependencias.

Gastronomía Molecular es una empresa que recién acaba de ganar el Premio Nacional del Emprendedor en la categoría de Micro Empresa. Esta unidad productiva cuenta con nueve productos, siendo el más exitoso un concentrado en polvo de la proteína del amaranto, ideal para personas en tratamientos delicados de salud, procesos de recuperación, intolerancia a la proteína de la leche de vaca, o procesos de quimio y radioterapia.

La empresa acudió a una institución pública para tratar de demostrar los efectos positivos de uno de sus nueve productos a fin de que lo incorporaran al cuadro básico en atención a la población que lo necesite. Vale decir que el empresario es investigador del Sistema Nacional de Investigadores nivel tres, y que en sus protocolos se ha demostrado eficiencia en sus suplementos alimenticios.

A pesar de lo anterior, le sugieren que aporte todo el producto necesario para atender a 100 personas o más durante un período de un año, tiempo durante el cual la empresa, además del producto, deberá aportar una cantidad superior al millón de pesos para soportar las investigaciones que demuestren eficiencia del producto.

Con esos dos millones, si los tuviera, pudiera hacer muchas cosas, menos pensar en soportar ella sola un protocolo de investigación para comprobar los beneficios de sus productos en pacientes necesitados de ellos.

Pudiera publicitar sus productos en medios electrónicos a precios, por supuesto, de gran empresa porque los medios electrónicos tampoco piensan en apoyar a las Pymes. Lo que sucede es que Gastronomía Molecular, como muchas otras empresas se siente aislada, como se sienten otras cientos de miles de Pymes.

Están aisladas no sólo del mercado sino también de los avances y logros de otras Pymes, porque no existe aún una herramienta que les facilite su vinculación.

Este es un pendiente: hacer posible la presencia de un bioma (conjunto de ecosistemas) emprendedor que relacione a las partes que lo integran en beneficio de lo que de esta vinculación pueda surgir y por supuesto que en el concierto de apoyos públicos no sea el Inadem el único que, como dice el famoso “Piojo”, se “parta la madre”.

De tín, marín​

Siguiendo con ejemplos balompédicos diríamos que en el minuto 22 del primer tiempo salió Carlos Rodarte del equipo de Enrique Jacob Rocha. Fue director general de Programas de Sectores Estratégicos y Desarrollo Regional del Inadem.

Apostando a crónicas balompédicas diríamos que el funcionario pidió el cambio sin que sepa Universo Pyme si se sentía bajo de forma, lesionado o resentido (de una lesión). Lo cierto es que esa cartera era fundamental en la vinculación entre la política pública Pyme y el Plan Nacional de Desarrollo.

Nuestras fuentes aseguran que se prepara otro cambio en las filas del Inadem a niveles de titulares del plantel actual.

Correo: direccion@universopyme.com.mx