Opinión

¿Cómo aprovechar las malas noticias?

 
1
 

 

dólar

Llegada de Trump a la presidencia de Estados Unidos, bajos precios del petróleo, menor dinamismo económico internacional y, por si fuera poco, salida de Carstens del Banco de México.

Sí, en efecto el entorno es complicado, pero también debemos estar atentos a las oportunidades y de cómo es posible obtener un beneficio para las finanzas personales.

1.- Una política monetaria para abatir el proceso inflacionario y la estabilidad cambiaria conduce necesariamente a una elevación de los réditos a niveles incluso superiores a la inflación.

Hoy la tasa de referencia de Cetes llega a 5.62 por ciento, cuando apenas en enero de 2015 se encontraba en 2.43 por ciento.

Ya hay bancos que otorgan tasas brutas de hasta 8.0 por ciento y con seguridad serán mayores. La buena es que están cubiertos por el IPAB.

Dichas instituciones tienden a dar rendimientos altos porque carecen de una infraestructura satisfactoria para todos los requerimientos usuales; sin embargo, bien se les puede utilizar sólo en el ahorro de largo plazo y seguir haciendo las transacciones habituales con organismos de mayor escala.

2.- De presentarse una corriente proteccionista, también habrá ganadores y serían todos aquellos que ofrecen productos para sustituir importaciones.

De manera recurrente en México ha habido afectados con la liberación comercial; infinidad de empresas desaparecieron por ser incapaces de competir con sus homólogas extranjeras. Así que habrá oportunidades en este ámbito, de concretarse un aumento de los aranceles. La posibilidad todavía es lejana pero valdría la pena tenerla en el radar.

3.- En el caso de una eventual recesión, quienes pueden obtener ventaja son los que tienen recursos líquidos. Mercados como el de bienes raíces es para los compradores que tengan dinero para aprovechar precios bajos.

4.- El encarecimiento del dólar conduce a que la demanda nacional tienda a ser cubierta por el mismo país. Es decir, sectores como el comercio y el turismo salen ganando porque se abaratan en términos de pesos.

Es cierto, el entorno es problemático e invita a ser prudentes. Pero es recomendable estar atentos a las señales positivas de las cuales podemos beneficiarnos y sacarle jugo a la crisis de incertidumbre.

Recordemos de nuevo la máxima de Warren Buffett, uno de los hombres más ricos del mundo: “Una simple regla dicta mis compras: se temeroso cuando otros sean ambiciosos y se ambicioso cuando otros sean temerosos”.

Twitter: @finanzasparami

También te puede interesar:
Construye un 'plan B' para tus finanzas
¿Cómo enfrento el riesgo en mis finanzas?
Las apuestas en mis finanzas