Opinión

¿Cómo afectan los movimientos del dólar a mis finanzas?

Cada vez que hay un alza en el mercado cambiario, se genera nerviosismo y hay arrepentimiento de no haber adquirido dólares antes del repunte. La pregunta es si tiene caso tomar esta variable como referencia en nuestras decisiones.

Las finanzas familiares se ven afectadas en la medida en que existan gastos programados en otra divisa, producto de algún viaje, estudios en el extranjero, shopping o deudas.

En ese sentido, podría ser válido tener una cantidad de dólares como medida de cobertura; pero, como inversión ha sido históricamente una mala opción.

Como ejercicio: Vamos a suponer que hace 10 años, por estas mismas fechas, adquiriste dólares que se compraban a 11.32 pesos y los vendiste ahora en 14 pesos, lo cual equivale a una ganancia de 23.7 por ciento. En ese mismo lapso, el Índice de Precios y Cotizaciones de la Bolsa Mexicana de Valores ganó 258 por ciento, o si hubieras depositado el dinero en Cetes de 28 días, el rendimiento hubiese llegado a 76.6 por ciento.

Sin embargo, el movimiento del tipo de cambio afectará la economía familiar en la medida en que se sostenga, pues elevará los costos de los insumos importados y sería de esperarse un alza en ciertos precios. Incluso a nivel de inversión, los bienes raíces tienden a ser valorados en dólares, por lo cual podría generar una plusvalía.

Una decisión en estos momentos es cerrar algún tipo de operación de compra en donde se piense que en el futuro se vea afectada por estos aumentos.

Recordemos que se trata de un mercado muy riesgoso e impredecible. Debemos entender que el tipo de cambio está lejos de ser fijo y se está moviendo en forma constante; en este caso, ha estado influido por la caída del precio del petróleo.

Es simple, una depreciación súbita de la moneda o una eventual devaluación anunciada por el gobierno, siempre serán sorpresivas. De tal manera que el precio de las divisas se convierte en una de las variables más complicadas para pronosticar.

Desde el momento en que estamos bajo un régimen de libre flotación, las autoridades monetarias pueden tratar de influir, pero no determinarla arbitrariamente.

Quien entra a especular en este mercado sin conocerlo, es muy probable que tenga pérdidas o rendimientos muy bajos.

La evidencia indica que sería una mala alternativa si buscas una inversión para tu patrimonio, y una sabia decisión si quieres protegerte de algún pasivo o gasto programado en dólares.

Twitter: @finanzasparami