Opinión

¿Cómo afecta la tecnología a tus finanzas?

 
1
 

 

Teléfono celular, telecomunicaciones. (Reuters)

Debemos estar preparados para el futuro que ya llegó. Hace algunos años hacíamos un ejercicio de imaginación en relación a cómo serían las finanzas personales a través de un mundo digital. Pues ya lo tenemos encima.

Aún estamos en la transición, pero es una realidad y el reto es para los 'viejos' que nacieron en el proceso de cambio. Del otro lado de la moneda están los niños que son 'nativos digitales' y es su entorno cotidiano.

Pasamos del papel y lápiz, a las hojas electrónicas en computadora, y ahora a los dispositivos móviles, sobre todo con los teléfonos inteligentes, en los que la comunicación es sólo una parte de la utilidad.

Las billeteras de piel se transforman en smart wallet y se utiliza el celular como tarjeta de crédito para desde ahí hacer las transacciones en establecimientos comerciales.

Por supuesto, las compras a través del comercio electrónico son cada vez más cotidianas, porque mejorarán las aplicaciones y con la comodidad de que entreguen la mercancía al lugar de destino.

Las sucursales bancarias están en vías de extinción, porque todo es posible hacerlo a distancia a través de validaciones digitales con transferencias o pagos domiciliados de servicios básicos.

Para la administración personal ya existe una infinidad de aplicaciones financieras que permiten registrar gastos, hacer presupuestos, arrojan gráficas de comportamiento, sugieren los niveles de ahorro necesario y hacen el enlace con los bancos para hacer una consolidación de cuentas.

Ya es posible hacer transacciones en la bolsa por medio de internet y este será un medio que seguro se popularizará, dando acceso a todos para participar. Desde luego, también está el acceso a la compra de fondos y en el mercado de dinero.

Las finanzas del futuro arribaron y estamos en esa transición en donde convive lo tradicional con lo nuevo.

Para aquellos que estamos en ese proceso es muy conveniente aprender las nuevas formas de administrar nuestros recursos.

Falta camino por andar y sobre todo en México por la lenta penetración de la tecnología, pero es una tendencia irreversible, de tal manera que el dinero en billetes y monedas llegaría a ser innecesario.

Finalmente, cabe apuntar que la educación financiera es más sencilla y barata a través de internet; lo que se mantiene es la necesidad de ser ordenado, previsor y cuidadoso con los recursos, porque eso no lo proporciona el dispositivo móvil.

Twitter: @finanzasparami

También te puede interesar:
¿Inquietud económica? Busca ingresos extra
¿Cómo enseño a mis hijos a valorar lo que tienen?
¿Las mujeres tienen interés por sus finanzas?