Opinión

¿Cómo afecta la infidelidad en el patrimonio familiar?

 
1
 

 

Amantes. (Cuartoscuro)

Si pensabas que tocaría el tema de cuánto cuesta engañar a tu pareja, siento desilusionarte. En este espacio se abordará otra infidelidad muy común: la financiera. Las consecuencias de dicho desliz son igual de graves en el patrimonio familiar, sobre todo para la viabilidad de largo plazo.

Forbes y The National Endowment for Financial Education (NEFE) elaboraron un estudio en relación con este tema y encuentran para Estados Unidos que tres de cada diez personas admiten una decepción financiera con sus parejas y un tercio afirma que han sido financieramente infieles.

Todos conocemos algún caso de esta naturaleza. Yo recuerdo a un hombre que le pedía al contador de su empresa duplicar su recibo de nómina con menos ingreso para poder disponer de recursos sin enterar a su pareja. Otro es el de una mujer que utilizaba parte del dinero destinado a víveres para apostar en un casino.

Las formas comunes en la que se refleja es escondiendo el dinero, ocultando compras, manteniendo cuentas bancarias, mentiras sobre montos de crédito o dinero ganado.

De hecho, la pérdida intempestiva del patrimonio es una razón frecuente del sobre endeudamiento.

Aunque en algunos casos hay dolo por parte de quien engaña, en ocasiones es causado por la vergüenza de admitir un error.

El estudio referido recomienda que las parejas hablen abiertamente sobre las finanzas del hogar y de manera muy temprana en la relación, cada persona debería de entender los valores que cada quien tiene respecto al dinero.

La repercusión es muy obvia, porque es imposible alcanzar un mejoramiento en el nivel de bienestar económico si hay este tipo de engaños en el matrimonio.

Llega a ser tan relevante que de la encuesta mencionada, 16 por ciento aseguró que este tema había sido causa de divorcio.

Si se piensa que el origen de este comportamiento es patológico habrá de consultar con un terapeuta, pero también puede ser debido a que hay diferentes valores sobre la importancia del dinero y mucha falta de comunicación.

Un buen antídoto para evitar la infidelidad financiera es contar con una dosis de control con individualidad. Es decir, tener claro cuáles son los objetivos como familia y que cada quien disponga de una cantidad para que sea destinada como mejor le parezca.

El presupuesto es una forma muy práctica para que ambos tengan la información de hacia dónde se está yendo el dinero. A final de cuentas se comparten metas y sueños.

Twitter: @finanzasparami

También te puede interesar:
¿Qué significa el “kaizen” en las finanzas personales?
¿Qué tienen que ver las elecciones con las finanzas personales?
¿Cuál es el riesgo de simplificar en nuestras finanzas?