Opinión

Comienzan “catorrazos” en tema aeropuerto CDMX

 
1
 

 

AICM (Bloomberg)

Ya acabó el "Gran Premio de México"; ahora sí, a ponernos los guantes.

El asunto apenas comienza; será complejo el proceso que llevará a definir qué habrá de hacerse con el “viejo” aeropuerto de la Ciudad de México una vez que el 20 de octubre del 2020 el primer vuelo salga del reluciente aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, uno de los tres más modernos del mundo para ese entonces.

Quien peque de conformista podrá preguntar ¿qué caso tiene preocuparse tanto si estamos a cinco años de ese acontecimiento?

Porque las dimensiones de lo que pudiera hacerse exigen desde ahora comenzar la discusión y los análisis del asunto.

Si bien es cierto que todo estaría por definirse, para el trámite correspondiente se exige una participación ciudadana que luzca ejemplar a la luz de una comunidad internacional, la aeronáutica global y la de los grandes urbanistas que han puesto los ojos en un proceso que difícilmente se volverá a presentar en muchos años por venir en este país o en cualquier otro.

Aunque la parte más importante deberá ser la comunidad directa y primeramente afectada, la CDMX en su conjunto y los urbanistas nacionales que ven en esta mudanza una oportunidad de oro para hacer grandes cambios a la Ciudad Capital.

La lección que nos dejan casos similares es clara: indispensable construir un proyecto concertado, con legitimidad democrática y social.

Se desarrollarán Foros, conferencias, entrevistas uno a uno, encuestas, eventos públicos en los que se escucharán las voces de interesados e involucrados.

Incluso se ha habilitado un sitio en la Internet www.laopiniondelaciudad.mx que concentra los trabajos y resultados de esa consulta y podrán recibir las opiniones de nacionales y extranjeros en torno al asunto.

Mientras tanto, derivado de un Foro que fue desarrollado a la par de la EXPO PYME 2015 CDMX se han obtenido las primeras aportaciones que expongo de manera sintética:

+La reconversión del aeropuerto abre una reflexión colectiva, sobre el tipo de Ciudad y de sociedad que queremos construir.

+Se trata de una oportunidad para delinear los patrones de planeación, convivencia y desarrollo urbano del futuro en la Ciudad.

+Una oportunidad de redefinir la forma en la que se decide y se transforma el espacio urbano y se llevan a cabo los proyectos públicos.

+No debe iniciarse ninguna obra o tomarse decisión alguna mientras no se construya un amplio acuerdo político y social al respecto.

+Es un plan de creación de Ciudad y un proyecto de desarrollo económico e inclusión social.

+La equidad, la cohesión social y las oportunidades de los más pobres serán el centro del proyecto.

+El Estado debe asumir el liderazgo en la definición.

+Indispensable Garantizar el interés público frente a cualquier intento de especulación.

+Cualquier plan o proyecto debe tener la sustentabilidad ambiental como uno de los ejes rectores.

+Necesario evaluar las condiciones ambientales en el aeropuerto y su entorno, para definir un gran proyecto de remediación.

El asunto no es menor. La CDMX, determinan sus autoridades, deberá seguir el ejemplo de Berlín donde la sociedad Alemana decidió que un viejo aeropuerto se quedara como un parque y solamente como un parque.

Ha existido incluso un concurso internacional de arquitectura que ha tomado en su décima séptima edición el tema del aeropuerto en su capacidad de ser rehabilitado de diversas formas.

No pocas de las opciones que se presentaron toman como eje el agua y la posibilidad de que se rehabilite lo que en otro momento fue una región lacustre. Sus tierras son lodosas y se registra un hundimiento anual de 30 centímetros.

Pero quizá lo más importante es la posibilidad de generar nuevos polos de desarrollo en una región de la CDMX que ha sido particularmente castigada precisamente por estar cerca de la centra aérea.

De toda la CDMX la que presenta menores avances en materia de plusvalía es precisamente las colonias aledañas a la central aérea.

De hecho, presenta un déficit migratorio negativo. Entre 2000 y 2010 más personas salieron de las delegaciones vinculadas con el aeropuerto de las que llegaron. Iniciaron el año 2000 dos millones 109 mil habitantes y terminaron en el 2010 solamente dos millones.

Están en esas tierras cercanas al actual aeropuerto poblaciones a las que no les ha ido bien y que, por cierto, difícilmente usan o han experimentado un viaje en avión.

Si usted ha ingresado al aeropuerto por las tardes del domingo o bien ha llegado en algún vuelo y salido de la sede aérea habrá visto la cantidad de familias que llevan a sus hijos para presenciar despegues y aterrizajes de los aviones.

Enternecedor, si lo cree usted, pero también muy ilustrativo. Quienes fueron sacrificados a no crecer por estar cerca del aeropuerto no se han subido jamás a un avión.

Ha de saber usted que el 33 por ciento de la población que vive en un radio de 5 kilómetros del Aeropuerto de la CDMX no cuenta con servicios de seguridad social o salud y que el nivel de ingresos es bajo o de los más bajos de los registrados en el DF.

Por ello muchos, ante la primera oportunidad volaron de la zona.

Aunque no solo los seres humanos decidieron abandonar esas tierras. Existen 30 especies de aves migratorias que aún pasan por esas tierras como parte de sus costumbres de migración que soportan por cierto su instinto de sobrevivencia. Los ECOLOGISTAS aseguran que esta oportunidad es de oro para tratar de recomponer todo el daño que se hizo a esa zona de la Capital y lo que habrá de lesionar el nuevo aeropuerto el ecosistema de la zona de Texcoco.

El asunto no es menor y los “catorrazos” como dice nuestro encabezado apenas comienzan. En un tono por demás clásico de la prehistoria ya hay quien asegura que si el Gobierno del DF pretende gobernar la decisión habrá de recibir severa reprimenda del Gobierno Federal que tiene, entre sus arraigos, la convicción de que ese terrenote tendrá que venderse a desarrolladores inmobiliarios para que hagan con él lo que mejor se les antoje.

Twitter:@ETORREBLANCAJ

¿Usted a quién le va?

Correo: dirección:@universopyme.com.mx

También te puede interesar:

¿Por qué no confiar en el talento mexicano?

El huracán “Patricia” y las pymes mexicanas

Si realmente gusta del buen café tiene que leer esta historia de innovación