Opinión

Comentarios bajo fuego

 
1
 

 

Donald Trump durante su conferencia en Dallas, Texas. (AP)

Durante las últimas semanas, muchos comentaristas políticos han criticado a Donald Trump y a Ben Carson (los dos principales candidatos para la nominación presidencial republicana, según las encuestas) por alimentar las sospechas contra los musulmanes de Estados Unidos.

El 20 de septiembre, durante una conversación en “Meet the Press”, de la NBC, sobre si la fe de un presidente debería ser importante para los votantes, a Ben Carson (un neurocirujano jubilado) se le preguntó si creía que el Islam era compatible con la Constitución de Estados Unidos. Contestó: “No, no creo, no lo creo. No defendería que pusiéramos un musulmán a cargo de esta nación. Absolutamente no coincidiría con eso”.

El Sr. Carson clarificó posteriormente que aunque no apoyaría a un musulmán en el cargo de presidente, no necesariamente cree que la elección de un musulmán sea ilegal. Aunque los comentaristas políticos criticaron rotundamente sus comentarios, el Sr. Carson señaló después en Fox News que sus partidarios habían respondido positivamente. “El dinero ha estado entrando tan rápido, que hasta es difícil llevarle la cuenta”, dijo el Sr. Carson.

Unos días antes, el Sr. Trump, un magnate multimillonarios de bienes raíces, fue criticado duramente en los medios luego de haber devuelto una pregunta de un partidario en un mitin de campaña en New Hampshire que dijo: “Tenemos un problema en este país. Son los musulmanes. Sabemos que nuestro presidente actual es uno de ellos. Usted sabe que ni siquiera es estadounidense … Pero de cualquier forma, tenemos un crecimiento de campos de entrenamiento donde quieren matarnos. Esta es mi pregunta: ¿Cuándo podemos deshacernos de ellos?”

En lugar de corregir las afirmaciones de esta persona sobre el historial religioso de Obama o señalar que no hay tales campos de entrenamiento, el Sr. Trump (quien frecuentemente desafió al Sr. Obama por la legitimidad de su certificado de nacimiento durante su primer mandato), contestó: “Y sabemos que mucha gente lo está diciendo, y mucha gente está diciendo que están pasando cosas malas. Vamos a estar analizando eso y muchas otras cosas”.

Twitter:@NYTimeskrugman

También te puede interesar:

Cómo se forma el comercio internacional

Preocupaciones por China resucitan a un zombi económico

Cuando el 'default' es clasificar todo