Opinión

Colapso para México

   
1
  

  

Trump (Reuters)

Nunca un debate había causado tanta expectación en México. Ni siquiera el celebrado entre Enrique Peña y Andrés Manuel López Obrador, además de otros candidatos. Tampoco hay antecedentes sobre las repercusiones negativas que tendría en nuestro país la llegada de un determinado candidato de Estados Unidos.

Donald Trump ha provocado este fenómeno y a pesar de que no estuvo a la altura de Hillary Clinton, lo real es que para sus seguidores en la Unión Americana cumplió y sigue avante en su proyecto.

Si bien es cierto que el abanderado del Partido Republicano es un bisoño en la arena política, también es una gran verdad que buena parte del electorado estadounidense lo ve como una opción diferente, alejada del prototipo del político y capaz de reactivar la economía local, que pueda consolidar el liderazgo de ese país en el mundo.

De hecho, en el postdebate se observó que, no obstante que la señora Clinton arrasó en el debate, sólo le significó a Donald una caída incipiente.
Inquieta que Trump dejó muy claro que el eje central de su propuesta electoral es atacar a México con un bloque económico que se reflejaría, en primera instancia, con la cancelación del TLCAN, y después, con la construcción del muro fronterizo.

Donald es la mayor amenaza por la que ha transitado nuestro país, desde la Revolución de 1917, por ello se requiere cerrar filas entre todos y buscar la conformación de un bloque mundial para enfrentar a este loco que ya desde ahora está poniendo en peligro al mundo con una nueva y definitiva conflagración.

Para México ganó Hillary. Esa fue la conclusión y la coincidencia en opiniones de algunos liderazgos de la Cámara de Diputados, al comentar el resultado del debate sostenido entre los candidatos a la presidencia estadounidense.

Y es que si algo saben y conocen los legisladores es precisamente sobre el tema de la confrontación de ideas, ya que estos ejercicios democráticos son el pan de cada día y saben que un argumento bien transmitido, un gesto, una buena presentación e ideas claras son pasos fundamentales para aspirar a salir airoso.

Después del encuentro, el primero de tres debates antes de la jornada electoral en el vecino país del norte, el resultado fue lo que de alguna manera ya se percibía entre la comunidad latina y en general entre los habitantes del considerado país más poderoso del mundo. Una candidata preparada y experimentada en las lides políticas contra un adversario lleno de ocurrencias e ignorante en lo relativo a políticas públicas y con propuestas muy lejanas del escenario mundial en materia de gobernabilidad.

Para el presidente de la Mesa Directiva de San Lázaro, el panista Javier Bolaños, el resultado del referido encuentro entre Hillary y Donald fue que el segundo llegó como un provocador, luego jugó el papel de “provocado” y al final resultó todo un desastre y pobre en sus argumentos. “En un proyecto de nación no debe haber cabida para el odio o la discriminación”, dijo con contundencia el legislador al referirse a la pobre actuación del republicano.

Así, aunque por algunos momentos el debate resultó ilustrador del cómo piensan los estadounidenses, en varias intervenciones del republicano, éste nos recordó a AMLO, quien trae propuestas similares, de discurso provocador, populista y mucho resentimiento social, actitudes que de alguna manera los convierte en un verdadero peligro para cualquier cargo, más si es la máxima magistratura de un país.



También te puede interesar:
San Luis Potosí, a la deriva
Crecimiento, baja inflación y estabilidad
Manoseo al fondo de capitalidad