La transparencia y el acceso a la información para tomar decisión
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

La transparencia y el acceso a la información para tomar decisión

COMPARTIR

···

La transparencia y el acceso a la información para tomar decisión

10/04/2018

Son suficientes los argumentos que ubican el acceso a la información pública como un derecho fundamental que permite acceder a otros derechos tales como el derecho a la salud, la vivienda, el trabajo, la educación, entre otros, sin ser la excepción los derechos civiles y políticos consagrados en el artículo 35 de nuestra Carta Magna.

La inestabilidad de la confianza de la ciudadanía en sus representantes es una situación común en cualquier democracia, sobre todo cuando las expectativas de la población para la solución de los problemas públicos difieren de los resultados obtenidos por parte de las instituciones de gobierno. Dicho contexto marca en mayor o menor medida las decisiones de la ciudadanía en el momento de elegir a los siguientes representantes, en donde tienen la oportunidad de corregir, continuar o cambiar los proyectos políticos a disposición de la población.

La transparencia y el ejercicio de acceso a la información pública pueden ser la base para la toma de decisiones más razonadas al momento de llegar a las urnas y elegir a los que se postulan a ocupar un cargo de elección popular. Mediante ella podemos conocer, por ejemplo, qué problemas públicos se atendieron, cómo se atendieron, cuál fue el resultado de los mismos, quienes han sido beneficiados por la atención de dichos problemas, si fueron eficaces y eficientes las acciones emprendidas y todo aquello que permita juzgar con datos duros si las políticas fueron acertadas y en consecuencia pensar en la continuidad o no del proyecto en turno.

Por otro lado, también por medio de los mecanismos de transparencia y el acceso a la información podemos conocer qué factores determinan la viabilidad de las propuestas de quienes aspiran a ocupar cargos públicos, es decir, nos da la posibilidad de estudiar y analizar con elementos fundados y motivados qué acciones de gobierno propuestas tienen un sustento y se justifican a partir de los resultados de otras experiencias similares en la solución de los problemas públicos.

No hace falta ser extenuantes en la búsqueda de información pública para robustecer las decisiones que permitan una elección razonada, por ejemplo, en la Plataforma Nacional de Transparencia están a disposición los datos a nivel federal y estatal sobre el cómo, por qué y con qué se realizaron todas las acciones de las instituciones del Estado en la atención de los asuntos públicos. Podemos cotejar, analizar, comparar y saber por qué de los resultados en diversos temas que nos competen a todos. Podemos conocer qué es viable de las propuestas que se presentan. Acceder a la información pública y conocerla sin lugar a dudas representa la oportunidad de respaldar la credibilidad de lo que se hace en las instituciones, así como creer o no en las propuestas para atender los asuntos de la agenda pública.

En la democracia el conocimiento de lo público por parte de la ciudadanía fortalece la credibilidad en las instituciones y colabora en la toma de decisiones para que en las urnas se deposite la confianza en quienes deberán de representar a la sociedad en su conjunto. La construcción de dicho conocimiento está resguardada por los órganos que garantizan el ejercicio del derecho de acceso a la información y formulan los mecanismos básicos para que lo público se transparente.

*El autor es Comisionado del INAI.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.