Opinión

Cofepris ya elabora requisitos para fumar mota en público

 
1
 

 

Mariguana, legalización. (ilustración)

 La despenalización del uso de la marihuana con fines lúdicos y recreativos que sentenció la Suprema Corte a favor de cuatro personas hace un par de días tendrá implicaciones de altísimo impacto en las políticas públicas que el gobierno federal instrumente hacia el futuro. El presidente Enrique Peña fue muy claro al atajar que esto no significa la legalización de la marihuana, y todo el aparato de gobierno
–notoriamente la Corte y su ministro Arturo Zaldívar– ha hecho énfasis en que esta decisión no cancela las leyes vigentes, aunque sí abre un camino a la discusión amplia sobre el tema.

Pero esto no significa que el Ejecutivo está cruzado de brazos esperando que el Congreso de la Unión apruebe posibles modificaciones a la Ley General de Salud, cuyos cinco artículos tachados de inconstitucionales aún siguen vigentes (aunque en franca contradicción con el espíritu de la Carta Magna, de acuerdo a la resolución del miércoles). Y como no lo está, será a través de la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) que se pongan manos a la obra para abordar el tema, respetando por encima de todo la sentencia y cumpliéndola.

Fue la Cofepris de Mikel Arriola la que había negado hace dos años a la Sociedad Mexicana de Autoconsumo Responsable y Tolerante (SMART) el permiso para cultivar y consumir su propia marihuana, obedeciendo la ley. Ahora, será la misma Cofepris la que tendrá que revertir su acción anterior, otorgándolo en beneficio de los quejosos estos permisos y abriendo la puerta para la revisión integral de la política pública al respecto. ¿Cuándo dará los permisos? Cuando termine el proceso de “engrose” de la sentencia. Nótese que la fotografía de los cuatro primeros dueños de permisos para cultivar y consumir marihuana en México será histórica.

Pero más trascendental aún que la fotografía de los cuatro triunfadores serán los lineamientos que ya está elaborando la agencia sanitaria para que esta droga no pueda ser consumida frente a terceros sin su consentimiento, ni ante menores de edad. Ése sí que será un elemento clave para conocer los ordenamientos específicos que el Ejecutivo pondrá en marcha en la materia.

En adición, otro aspecto clave en estas primeras determinaciones de la Cofepris será enfatizar que la sentencia no le obliga a hacer extensivos los permisos a otros individuos que también los soliciten, por la sencilla razón de que debe regirse todavía por el marco legal vigente. Así, los requisitos para fumar mota en público sólo aplicarán a los cuatro beneficiarios del amparo otorgado por la Suprema. Sin embargo, es previsible que si el Congreso modifica la Ley General de Salud estos requisitos puedan tener carácter universal.

Twitter: @SOYCarlosMota

Correo: motacarlos100@gmail.com

También te puede interesar:
Reino Unido lanza el primer gobierno espía del mundo
Fibra Danhos entra al quite en Puebla
La respuesta la tiene Grupo Alfa