Opinión

Código de Integridad y Ética Empresarial

 
1
 

 

Corrupción

¡Corrupción, maldita corrupción! México está inmerso en la corrupción.

Revisando varios estudios al respecto, en todos ocupamos un lugar lamentable en el concierto de las naciones. Si tomamos el dato de Transparencia Internacional, nuestro país ocupó el lugar 123 entre 176 países en el año 2016, lo que es una vergüenza.

Y el sector empresarial no está exento de este problema. Está, como el resto de la sociedad, inmerso en la corrupción.

Pero es importante destacar lo que este sector está haciendo para atacar este problema, y en este sentido aplaudimos la revisión y puesta al día del Código de Integridad y Ética Empresarial, que no es sino un esfuerzo de su organismo cúpula, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), para influir en todo tipo de empresas - grandes, medianas, pequeñas, nacionales o extranjeras- a impulsar un comportamiento ético en su actuar.

Veamos lo que dice este documento en su introducción

En el mes de enero de 2015, el Consejo Coordinador Empresarial como el máximo órgano representativo y de interlocución del empresariado mexicano, y ante el compromiso de contribuir en el avance en la instauración de una cultura de legalidad y honestidad, expidió una serie de principios básicos contenidos en el Código de Integridad y Ética Empresarial, al cual se adhirieron los organismos cúpula empresariales que conforman el propio Consejo Coordinador Empresarial.

El objetivo fue proponer a las empresas, como un primer paso, una serie de principios sencillos, a fin de coadyuvar en el esfuerzo de afrontar la corrupción, toda vez que constituye un impedimento mayúsculo para los negocios en el país. Entre los trabajos que lleva a cabo el Consejo Coordinador Empresarial con el apoyo de empresas, profesionistas y organizaciones civiles (entre otros la revisión al Código de Mejores Prácticas Corporativas, la elaboración de un Código de Integridad y Ética Empresarial así como un Manual de Integridad, un protocolo de actuación en materia de contrataciones públicas, licencias, permisos y concesiones, una guía de integridad de empresarios y servidores públicos y de un mapa de riesgos y áreas vulnerables), el Consejo Coordinador Empresarial se complace en presentar la segunda edición al Código de Integridad y Ética Empresarial, habiendo escuchado diversas y valiosas colaboraciones de organizaciones civiles, incluyendo la de Mexicanos Contra la Corrupción e Impunidad, A. C. y la Barra Mexicana de Abogados.

Intentemos profundizar en el contenido de este Código a través de los capítulos que lo integran y que se explican por sí mismos:

• Primer Principio. Prohibición a la Corrupción
• Segundo Principio. Transparencia
• Tercer Principio. Integridad en las inversiones y en las relaciones de negocios
• Cuarto Principio. Transparencia en la prohibición de aportaciones con fines políticos
• Quinto Principio. Libertad en la participación política de los colaboradores
• Sexto Principio. Responsabilidad en la política para evitar la corrupción; existencia de controles de verificación
• Séptimo Principio. Compromiso con la cultura de la integridad y honestidad en los negocios
• Octavo Principio. Desarrollo de programas de integridad.
• Noveno Principio. Sistema de denuncia y confiabilidad
• Decimo Principio. Seguimiento y fomento de la integridad y transparencia en los negocios

Interesante, muy interesante, el desarrollo de cada uno de estos principios. Vale la pena leerlos con calma y, sobre todo, entender su trascendencia; y más interesante aún será la voluntad y capacidad de las empresas para llevarlos a la práctica en la vida diaria. Pero llegado el caso, el hecho de que sus máximos dirigentes (el Consejo de Administración, por ejemplo) lo conozcan, lo aprueben, e impulsen su aplicación, será un paso adelante de gran significado.

Empresas, muchas empresas pequeñas, medianas y grandes; empresas socialmente responsables que a través de su debido actuar beneficien a sus accionistas, a sus trabajadores y a la sociedad en general. Esto es algo de lo que México está ansioso y necesitado.

Mañana será otro día.

Presidente de Sociedad en Movimiento.

También te puede interesar:
¿Qué México queremos?
Frente Ciudadano por México ¿Podrá cumplir con su misión?
Rescatemos a México

Sign up for free