Opinión

Cocina de campo


1
HUSET


HUSET.

Dirección: Colima 256,Col. Roma, Delegación Cuauhtémoc

Teléfonos: 5511-6767

Twitter: @HusetRoma

Horarios: Martes y miércoles, de 14:00 a 23:00; jueves a sábado, de 14:00 a 00:00, Domingo, de 14:00 a 18:30 horas. Próximamente tendrán brunch, sábado y domingo

Precio:$400-$700 por persona

Tiempo: Una hora, más sobremesa

Compañía: Pareja, amigos, familia

Tarjetas: American Express, Master Card, Visa; crédito y débito

Pocas cosas me dan tanto gusto como toparme con un restaurante nuevo lleno de sorpresas. Desde el primero hasta el último platillo no hubo ningún error en su sabor, textura y cocción. Cada uno me dejó con ganas de más, y eso que robé varios bocados a mis acompañantes.
Cocinar con ingredientes frescos según las estaciones y temporadas no es algo nuevo en la Ciudad, pero Maycoll Calderón se nota relajado y cómodo jugando con la “cocina de campo” que presenta en Huset Roma.

El lugar transporta al patio de alguna finca fuera de la ciudad. Eso aumenta el antojo de la entrada de vegetales rostizados o la sopa de calabaza con hongos silvestres y cebollín. Ligera, pero llena de sabor, la mezcla de la calabaza dulce con el sabor terroso de los hongos y la frescura del cebollín me hicieron devorarla en un instante.
La tostada de cangrejo con mayonesa de Sriracha es otro imperdible del menú. La mayonesa respeta el sabor del cangrejo y la frescura que forman combina muy bien con las orillas quemadas del pan.

Los gnocchi son uno de los platillos favoritos de muchos de los visitantes —yo me quedo con la sopa—. Su textura es perfecta y la acidez de la crema de limón que los baña hace brillar el sabor de la pasta y los hongos silvestres. Y hasta aquí sólo le he hablado de los aperitivos.

La coctelería es también parte importante de Huset. Probé el Millers Afternoon Tonic preparado con albahaca, pimienta rosa molida y una guayaba muy discreta. Ideal para las tardes calurosas de la Ciudad.

Ya en el plato fuerte pedí el pulpo asado con lentejas, chorizo y romero. Lo primero que probé fueron las lentejas y fue uno de esos bocados increíblemente placenteros por su sazón. Incluso un plato de puras lentejas con chorizo sería destacable, pero el pulpo suave y bien condimentado junto con algunas rodajas de chile, cebolla y jitomate lo convierten en un gran juego de texturas y sabores.

Las albóndigas son también una buena elección. Dos grandes albóndigas que mezclan carne de res, cerdo y posiblemente cordero, bañadas de un sofrito de jitomate e hinojo, queso Cotija y col para darles frescura.

Me sorprendió lo bien que la calabaza está integrada en los postres, en un cheesecake de calabaza con pepitas tostadas y helado de dulce de leche que resulta en un perfecto final dulce.

Huset es uno de los más fuertes candidatos a convertirse en uno de los mejores nuevos restaurantes en la ciudad. Aunque no fue difícil conseguir lugar, le recomiendo hacer reservación, pues no pasará mucho tiempo antes de que todas sus mesas estén ocupadas.

Lo que cambiaría: el patio es muy bonito, pero puede resultar incómodo para algunos comensales estar bajo el sol directo sin sombrillas suficientes.

Twitter: @ysusi