Ajuste residencial
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Ajuste residencial

COMPARTIR

···

Ajuste residencial

07/02/2018
Actualización 06/02/2018 - 23:52

Desde el segundo semestre de 2017, y en particular antes del sismo del 19 de septiembre, el negocio residencial y residencial plus en la Ciudad de México, entraba a una nueva fase de crecimiento.

Hasta entonces este segmento del negocio acumulaba dos años de crecimiento, que permitieron registrar la existencia de mil 242 proyectos, muchos de ellos con valores altos del lujo residencial edificado verticalmente por el que se llegaban a pagar hasta 25 millones de pesos.

Pero ese crecimiento ubicado en zonas como Nuevo Polanco, Polanco, Santa Fe, Roma, Condesa, Reforma y otros corredores en el sur apenas alcanzó para incrementar 8% anual las unidades vendidas.

Sin embargo, según el último informe de coyuntura inmobiliaria en la Zona Metropolitana de la Ciudad de México (ZMCM) realizado por la firma TINSA revela que las ventas cayeron 8.5%. en los últimos tres meses del año.

Otra razón poderosa del ajuste, según el reporte, es el incremento de unidades ingresadas en el año al mercado, además de que se generó un cambio en la composición de los proyectos. No obstante, el stock bajó 4.2% para llegar a 51 mil 174 unidades.

En ese período se registraron 7 mil 187 nuevas unidades y un total de 1,242 proyectos activos, de los cuales 87% son de vivienda vertical y sólo 13% de vivienda horizontal.

Esta inercia ha hecho que la mayor concentración de proyectos se de en las zonas poniente como Álvaro Obregón, Cuajimalpa, Miguel Hidalgo, Atizapán, Huixquilican y Naucalpan), además del Sur donde se ubican las delegaciones Benito Juárez, Coyoacán, Magdalena Contreras y Tlalpan.

Otro indicador relevante es la velocidad de venta que se ha incrementado en zonas como Centro, el Poniente y el Sur. Además del incremento de 3.6% en el valor promedio de venta y el hecho de que los departamentos de mayor desplazamiento comercial se ubicaron en una superficie promedio de 82.1m2.

Estas nuevas condiciones del mercado están modificando las metas y perspectivas de los grandes jugadores del mercado. En particular porque es un hecho que la vivienda de los segmentos premium atraviesa por una etapa distinta a la experimentada en los meses previos.

Eran tiempos de expansión en los que estos segmentos fueron campo fértil para inversiones patrimoniales. Y lo siguen siendo, sólo que la salida al mercado de nuevos proyectos, los tiempos de desplazamiento, los precios y plusvalías ya son otros.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.