Opinión

Cine que conecta con la gente: Alejandro Ramírez


 
Anteayer pregunté a Alejandro Ramírez, CEO de Cinépolis –durante la comida anual de la Canacine–, si el fenomenal éxito de la película No se Aceptan Devoluciones habría implicado alguna reflexión importante entre la comunidad de cineastas; si les había movido algo este año respecto de las premisas con las que solían funcionar. Me dijo que la industria se había percatado, gracias a la película de Eugenio Derbez, que sí es posible hacer cine mexicano que conecte con la gente, y que al mismo tiempo sea exitoso. Pienso que es un cambio de chip enorme.
 
 
Vaya que es posible que el cine mexicano sea taquillero. Ramírez tiene en su mente datos de contundencia: esa película recabó 600 millones de pesos este año, y es una de las cintas vista por un mayor número de mexicanos: más de 15 millones. Superó a The Avengers. Asimismo, la película infantil Mi Villano Favorito 2, quedó por debajo. Alejandro relata la sorpresa de la industria entera que primero observó el éxito de Nosotros los Nobles. En ese momento se pensó que ya era un fenómeno; pero la sorpresa fue mayor cuando se atestiguó lo ocurrido con la película de Derbez.
 
Durante esa comida escuché reflexiones interesantes también de otros personajes clave de esta industria: que 2013 fue un año glorioso para el cine mexicano; que todo el cine que se hace en México es de alta calidad en cuanto a fotografía y fundamentos técnicos; que siguen “tercos” algunos cineastas que sólo quieren hacer arte; que ya se prepara Don Gato y su Pandilla 2; que viene Más Negro que la Noche en 3D; que nunca hubo argumentos sólidos en la anterior Cofeco para prohibir la fusión Cinemex + Cinemark (ahora ya fue aprobada); que el talón de Aquiles de los distribuidores es elegir cintas que gusten a la gente, y que ése es un fenómeno un tanto impredecible porque por ejemplo, cuando llegó Crepúsculo (Twilight) a México, pocos creían que tendría el éxito que logró.
 
Una cosa es clara: las varias industrias que confluyen en el cine atraviesan una etapa de dinamismo intenso; una espiral positiva detonada por la creatividad nacional. Eso es una gran noticia, que implica que el cine mexicano puede ser tanto o más exitoso en nuestras taquillas que el estadounidense. 
 
Twitter: @SOYCarlosMota