Opinión

Cinco cisnes negros globales para 2018

 
1
 

 

Mundo

Como ya es nuestra costumbre desde hace ocho años, a lo largo de este el último mes de 2017 nuestras colaboraciones se centrarán en comentar los principales elementos de prospectiva para el próximo año.

Comenzaremos con las que consideramos pudieran ser las sorpresas negativas en el escenario global. Los que identificamos como los posibles 'cisnes negros' globales.

Nicholas Taleb, autor de la teoría de los cisnes negros publicada hace 10 años, define a los mismos como eventos o sucesos que son impredecibles: que surgen de manera intempestiva o inesperada, y que tienen un fuerte impacto en el entorno. Inclusive pueden llegar a tener repercusiones de carácter global.

En lo que sigue, le mostramos cuales consideramos que podrían convertirse en cisnes negros de impacto global:

1. Norcorea: Kim Yong-un continúa con sus ensayos nucleares hasta que se genera un incidente bélico que dispara la tensión geopolítica al máximo. Esto se refleja en una volatilidad extrema en los mercados internacionales, lo que junto a la incertidumbre que se tendrá sobre qué países se verán involucrados y hasta dónde pudiera llegar este problema, afecta fuertemente a la inversión global y por lo tanto a la actividad económica mundial.

2. La reforma fiscal de EU: La Reforma Fiscal de Trump genera una reacción en cadena en la que varios países adoptan una política fiscal ofertista, reduciendo sus impuestos a los ingresos, teniendo que aumentar los impuestos al consumo, lo que impacta en los mercados con un alza de tasas de interés más rápido que lo previsto, desquiciando a los mercados y creando inflación. El alza de las tasas de largo plazo impacta a los precios de los activos financieros, bonos y acciones. Las reducciones en los impuestos corporativos permiten una mayor inversión y una aceleración en la actividad económica, pero no en el corto plazo; sólo habría ajustes en los mercados.

3. La inflación en EU: No es difícil imaginar, bajo las condiciones vigentes de pleno empleo, en la economía norteamericana, un escenario en donde la inflación se retroalimenta con presiones salariales, lo que combinado con la reforma fiscal agresiva crea una rápida expansión de la demanda agregada, que presiona los precios e incide en que la Reserva Federal decida acelerar el proceso de normalización de su política monetaria, subiendo más rápido su tasa de Fondos Federales.

4. Aterrizaje forzoso en China: La economía de China entra a una desaceleración más fuerte que la prevista con una crisis financiera. Llevamos casi una década anticipando que tarde o temprano el ciclo de la economía del gigante asiático va a tener que respirar; es decir tener una recesión. Ya hemos visto en el pasado lo que sucede en los mercados globales cuando en los mercados chinos se da un ajuste de consideración.

5. Criptoboom–Criptocrack: Después de una larga prolongación del boom de las criptomonedas, hacia finales del año entrante, un evento exógeno detona un megacrack que afectaría a la actividad económica. Es innegable que las criptomonedas están sufriendo una clásica burbuja. El bitcoin ha dado un rendimiento de mil por ciento en lo que va del año. Todos los booms terminan fatalmente en un crack. Es imposible pronosticar cuando puede ocurrir. Pero es fácil identificar la burbuja por las características que la conforman, y de ahí intuir en lo que será el desenlace final.

Minsky, Galbraith y otros economistas han estudiado las características de estos fenómenos, coincidiendo en que el alza continua e irracional de los precios va acompañada de una importante inyección de liquidez y de crédito.

Siempre está presente también la innovación tecnológica, lo que hace que los participantes piensen que el activo en cuestión no está sujeto a las reglas normales de comportamiento y de formación en su precio. Los métodos tradicionales de valuación, cambian. Un detonador exógeno aparece en el horizonte, y el crack inicia simultáneamente con un ajuste de entre 20 y 30 por ciento en la primera sesión de esta mañana. Posteriormente viene un rebote, que ya no alcanza a superar el máximo anterior, para regresar a la normalidad.

Dado que el mercado de las criptomonedas no cuenta con los mecanismos que permiten que los precios sean menos volátiles, como las ventas en corto y el crédito de margen, la tendencia alcista puede continuar indefinidamente. En algún momento en el futuro, el crack puede detonarse e impactar al sistema financiero y a la economía.

* El autor es presidente de Bursamétrica.

Correo: eofarrills@bursametrica.com

Twitter: @EOFarrilS59

También te puede interesar:
El balance de la era Carstens
La economía mexicana en octubre, recuperación incipiente
¿Recesión, cuales son los riesgos?