Opinión

China sigue siendo fuente de la fuerza motriz de la economía mundial

 
1
 

 

[En noviembre, el PMI de China se ubicó en 50.8, arriba de lo esperado. / Bloomberg] 

La Quinta Sesión Anual de la Duodécima Asamblea Popular Nacional de China concluyó exitosamente el 15 de marzo en Beijing. El primer ministro chino, Li Keqiang, ofreció una conferencia de prensa en la que dio unas explicaciones convincentes sobre la actual situación de reforma y desarrollo en el país, dando señales positivas de que China seguirá buscando un crecimiento económico al mantener la estabilidad y ampliar sin cesar su apertura al exterior. En momentos en que la situación internacional está llena de incertidumbre e inestabilidad, el rol de China como la fuerza motriz del crecimiento económico global y el estabilizador de la situación internacional ha sido foco de atención mundial.

La economía china ha generado una nueva fuerza motriz para la frágil recuperación económica mundial. Buscar un crecimiento económico en medio de la estabilidad y prevenir y controlar riegos son las prioridades del gobierno chino y el rumbo de la reforma y el desarrollo de China en los próximos años. La meta de crecimiento económico establecida por el gobierno chino para 2017 será alrededor de 6.5 por ciento, ligeramente inferior al 6.7 por ciento registrado en 2016. No obstante, con base en el tamaño total del Producto Interno Bruto de China que ascendía a 11 billones de dólares el año pasado, el volumen adicional del PIB chino será uno de los más grandes del mundo y creará más de 11 millones de empleos nuevos. Al mantener una expansión económica medio alta, la reforma en diversos sectores ha sido llevada a cabo de manera estable y se han obtenido nuevos avances en el desarrollo. El 2017 será el año en que se profundizará la reforma del lado de la oferta en China. Se implementarán estable y prfundamente las medidas de reforma que incluyen el recorte al exceso de la capacidad productiva, la eliminación de los excedentes inmobiliarios y el desapalancamiento financiero, la reducción de los costos corporativos y el fortalecimiento de los sectores débiles de la economía; el emprendimiento colectivo y la innovación masiva; y la simplificación administrativa y la descentralización del poder, la combinación de la desregulación y el control y el mejoramiento de los servicios gubernamentales, abriendo nuevas perspectivas de desarrollo.

La puesta en práctica de dichas medidas dará un fuerte empuje a la transición y la actualización de las viejas fuerzas motrices y al nacimiento de las nuevas y nuevos tipos de negocios, abriendo horizontes de la economía nacional. Entre tanto, el gobierno chino presta suma importancia a la prevención y el control de riesgos latentes y ha persistido en aplicar un mecanismo de control formado por “la prevención-el diagnóstico y la terapia dirigida”, para asegurar que en los últimos años los déficits fiscales del gobierno se mantengan por debajo de 3.0 por ceinto del PIB y que el coeficiente de adecuación de capital de los bancos comerciales se ubiquen en alrededor del 13 por ciento, un porcentaje considerado como el estándar de seguridad, en aras de prevenir riesgos de una crisis financiera sistémica y proporcionar una garantía sólida para el crecimiento económico.

La economía china está altamente vinculada a la global y comparten tiempos de ascenso y descenso. China es beneficiaria de la globalización económica, pero más aún ha sido promotora y contribuidora de este proceso. Defenderlo y apoyar el libre comercio constituyen una posición consecuente de China. “Adoptar una política proteccionista y sacar provechos propios a costa de los demás no ayudarán a resolver problemas propios.” China persistirá siempre en ampliar su apertura al exterior y realizará esfuerzos para impulsar el proceso de apertura de 'doble vía'. En 2016, China absorbió un total de 126 mil millones de dólares de inversión extranjera, siendo el mayor receptor de capital foráneo entre los países en desarrollo. La construción de la Zona Piloto de Libre Comercio de Shanghái ha adquirido su forma inicial y esta política se ha extendido a 11 provincias y municipalidades directamente subordinadas al gobierno central. El año pasado, China subió 18 posiciones en el ranking mundial del índice de facilidad de hacer negocios en comparación con 2013, lo que demuestra plenamente la confianza y el visto bueno de las empresas de capital extranjero.

“El planeta donde nos toca vivir pertenece a todos”. China desea trabajar junto con los diversos países, participando activamente en los arreglos regionales de libre comercio e impulsarlos, para salvaguardar la liberalización del comerio global.

La firmeza de China ha generado certidumbre para una incierta situación internacional. China se adhiere siempre al camino de desarrollo pacífico y desea unir sus esfuerzos a los de otros países para mejorar el sistema de gobernanza global, valiéndode cabalmente de su papel como estabilizador. El país siempre mantiene una actitud proactiva y optimista acerca de sus relaciones con Estados Unidos.

Desde el establecimiento de relaciones diplomáticas entre ambos países en 1979, éstas han registrado momentos bisagra y ajustes en los inicios de los nueve gobiernos nuevos estadounidenses. No obstante, ambas partes han podido controlar y gestionar de manera constructiva sus discrepancias a partir de sus amplios intereses comunes y llevar adelante su cooperación, logrando encauzar sus relaciones después de limar asperezas. En sus conversaciones telefónicas sostenidas en febrero pasado, los presidentes Xi Jinping y Donald Trump dejaron en claro que el principio de “una sola China” es la base política de los lazos sinoestadounidenses, mientras el Ministerio de Relacionies Exteriores de China y el Departamento de Estado norteamericano mantienen comunicación acerca de una reunión entre los jefes de Estado de ambos países, a fin de que la relación bilateral entre en un periodo de estabilidad y madurez.

“Nadie quiere tener desórdenes permanentes en la entrada de su casa”. Esta metáfora fue utilizada por el premier Li Keqiang para expresar la política consecuente de China hacia el asunto de la península coreana: persistir en la materialización de la desnuclearización en la península, en salvaguardar la paz y la estabilidad en ella y en resolver el problema mediante diáglos y consultas. China desea que todas las partes involucradas hagan el esfuerzo conjunto para reducir la tensión en la péninsula y retomar la vía correcta que es el diálogo.

Las naciones del sudeste asiático son vecinos próximos y amigos de China. Ambas partes tienen la capacidad para controlar sus divergencias y cuentan con la sabiduría para resolver sus controversias. Actualmente, ambas partes han logrado avances sustanciales en las consultas sobre el Código de Conducta en el Mar Meridional de China.

Confío en que todas las partes interesadas serán capaces de convertirse en una fuerza principal en el mantenimiento de la paz y la estabilidad en este mar rico en recursos naturales, de manera que éste sea un mar de cooperación.

“Mantener la confianza en momentos difíciles y siempre hay oportunidades a pesar de las dificultades.” Esta afirmación contundente del primer ministro chino ha dado el tono a la reforma y el desarrollo de China y también ha tranquilizado al mundo. Este año China será el escenario de una serie de acontecimientos internos y diplomáticos de gran relevancia, inluidos el Décimo Noveno Congreso Nacional del Partido Comunista de China, el Foro de Alto Nivel de Cooperación Internacional en el marco del Cinturón Económico a lo largo de la Ruta de la Seda y la Ruta Marítima de la Seda, y la Cumbre de los Líderes del BRICS. China está dispuesta a trabajar junto con todos los países, incluido México, a fin de promover la paz y buscar el desarrollo para convertirse en un ancla estabilizadora de la situación internacional, el motor del crecimiento económico mundial, una fuerza positiva para el desarrollo pacífico y una nueva fuerza motriz para la gobernanza global.

El autor es embajador de China en México.

También te puede interesar:
China traza un nuevo plan de reforma y desarrollo
Nuevo capítulo en la relación sinolatinoamericana y la cooperación en Asia-Pacífico
Promover la Asociación de Cooperación Integral China-AL a un nivel más alto